Facebook
Twitter
Youtube
Flickr
Linkedin
Instagram
Pinterest
SoundCloud
SlideShare
RSS
Newsletter
Contacto
Inicio / Actividades / Otras actividades / Xacobeo / Mucho más que un infarto

La flecha y las conchas, juntasEs el más veterano del Xacobeo con Corazón y ni un infarto, ni su edad, hacen que este colombiano, y gallego de adopción, pierda la ilusión y las ganas por acabar el Camino.

Tiene 80 años. Se llama Óscar Hernán Orihuela y es el secretario de la Asociacion De Cardiopatas Y Anticoagulados de A Coruña (Apacam). El suyo es un caso atípico en los pacientes cardíacos porque llevaba años colaborando en la prevención de los problemas del corazón, ayudando a su mujer, presidenta de Apacam.

Nunca había tenido ningún problema. La paciente era su mujer, que hoy tiene dos válvulas implantadas. Pero el 25 de mayo de 2007 le tocó a él y, justamente, cuando trabajaba en unas jornadas de la asociación. "Estaba haciendo unas fotocopias para una charla del doctor Castro Beiras --jefe de Cardiología del hospital coruñés-- y me desplomé. No le di la mayor importancia y no le dije nada a mi mujer".


Charla y, después, el infarto

Con un primer amago de infarto, Óscar siguió con su vida diaria. se sentía mal pero lo más importante eran los preparativos de la conferencia del 28. Y consiguió sacar todo adelante e, incluso, escuchar a Castro Beiras hablar de los infartos. Depúes de la charla, ya en casa, su mujer lo vio mal y decidió llevarlo al hospital. Allí lo cogieron a tiempo. Estaba sufriendo un infarto.

La flecha y las conchas, juntasPasó ocho días en el hospital y le realizaron tres bypass. Hoy se tiene que cuidar mucho y controlar la salud pero sigue una vida normal. Por eso ha decidido hacer el camino, y a diferencia de otros, Óscar es de los que no se amilana ante las contínuas cuestas y bajadas del camino. El va a su ritmo, pero llega.


"Hay que sobreponerse y tirar para adelante. Hago una vida normal, aunque me cuido un poco más", dice mientras subimos una empinada cuesta y mira su pulsómetro para controlar las pulsaciones. "Ya me están subiendo más de la cuenta". Paramos y seguimos charlando.

Agradecimientos

Óscar está muy agradecido de la sanidad pública española y destaca que es una de las mejores del mundo. También tiene palabras de agradecimiento para la FEC y para Apacam. "Es fundamental su trabajo para prevenir", asevera.

Lo dejamos subiendo esas cuestas empinadas que él ataca con la mejor sonrisa del mundo. "Yo voy a mi ritmo. No me voy a parar por eso". Y es que ya pasó tanto que subir una "cuestecita" ya no es ningún reto para el.

 

Date de alta a la newsletter de la Fundación Española del Corazón y recibe un ejemplar gratuito del e-book “Pregunta al experto“

Respetamos tu privacidad y no compartiremos tus datos.