Facebook
Twitter
Youtube
Flickr
Linkedin
Instagram
Pinterest
SoundCloud
SlideShare
RSS
Newsletter
Contacto
Inicio / Multimedia / Blog Impulso Vital / Las enfermedades de los famosos
Banner

sharon-stone¿Qué tienen en común Sharon Stone, Joaquín Sabina, Carme Chacón y Bill Clinton? Todos estos personajes públicos presentan un factor de riesgo o una  enfermedad cardiovascular. Y es que la salud de los rostros populares nos ofrece muchas historias con final feliz y otras que no lo son tanto.

Las enfermedades cardiovasculares son las que más muertes causan en los países desarrollados, un grave problema que afecta a la población en general, incluidas aquellas personas que gozan de fama internacional: jefes de estado, actrices, directores de cine, científicos, escritores... Es amplísima la lista de personajes populares que han padecido una enfermedad cardiovascular, un factor de riesgo o una dolencia relacionados con ellos.

Tal es el caso del expresidente de los Estados Unidos, Bill Clinton, quien sufre una cardiopatía isquémica que le obligó a someterse a un cuádruple bypass; o el de la actriz estadounidense Sharon Stone, fumadora y diabética, que padeció un ictus en el 2001; o el de su compañera de profesión, Halle Berry, también diabética, quien ha prestado su imagen para algunas campañas sensibilizadoras de la American Diabetes Assotiation; o el del gran escritor Julio Verne, que también padeció las consecuencias de este conjunto de trastornos metabólicos hasta el día de su muerte. Otros artistas que fallecieron a causa de una enfermedad cardiovascular fueron la diva María Callas y el compositor alemán Richard Wagner, ambos a causa de un infarto agudo de miocardio, mientras que Leonardo Da Vinci, Francisco de Goya y el pintor mexicano Diego Rivera vieron como el ictus acababa con sus vidas. 

Estos casos y muchos otros han sido analizados por el doctor Julio Montes Santiago, médico internista del Complejo Hospitalario Universitario de Vigo, en su libro Arte y riesgo cardiovascular, un trabajo de investigación que, tal y como él mismo señala, intenta ponerle rostro a las enfermedades: el físico alemán Albert Einstein, el director de cine Alfred Hitchcock y hasta el actual presidente estadounidense Barack Obama. En su texto, además de pacientes famosos, se hace referencia a cómo algunos artistas de la talla del pintor colombiano Alejandro Botero o el escultor y pintor inglés Lucien Freud, plasmaron en su obra la presencia de factores de riesgo como la obesidad, o hábitos más saludables como la dieta mediterránea y la siesta. Con el doctor Montes hemos charlado sobre la salud y el arte en una interesante conversación que ahora te ofrecemos en este audio.


Célebres cardiópatas españoles

En nuestro país también fueron sonados los casos de pintores, deportistas, compositores, cantantes o escritores que han fallecido como consecuencia de una enfermedad cardiovascular. Entre otros:

  • Carlos Cano, cantautor y poeta (infarto)
  • Santi Santamaria, chef (infarto)
  • Pedro Carrasco, boxeador (infarto)
  • Ismael Merlo, actor (infarto)
  • Ramón J. Sender, escritor (infarto)
  • Manuel Vázquez Montalbán (infarto)
  • Dani Jarque, futbolista (muerte súbita)
  • Antonio Puerta, futbolista (muerte súbita)
  • Salvador Dalí, artista plástico (insuficiencia cardiaca)
  • Joaquín Sorolla, pintor (ictus)

Entre los que felizmente han superado este mal trago encontramos a figuras tan variopintas como:

  • Joaquín Sabina, cantante (ictus cerebral)
  • Alfredo Landa, actor (ictus cerebral)
  • Julio Anguita, político (infarto)
  • Juan Carlos Rodríguez Ibarra, político (infarto)
  • Dyango, cantante (infarto)
  • Joan Manuel Serrat, cantautor (infarto)
  • Manolo Escobar, cantante (infarto)
  • Carme Chacón, política (cardiopatía congénita)
  • Fernando Ónega, periodista (infarto)
  • Javier Urra, jurista (infarto)

Uno de los casos más recientes y afortunados ha sido el de Rubén de la Red, futbolista del Real Madrid y de la selección española, quien tuvo la suerte de haber sobrevivido a un espeluznante episodio de muerte súbita.

Todos estos ejemplos demuestran que la fama, la popularidad y el reconocimiento público no nos eximen de padecer una enfermedad cardiovascular. Ojalá estos casos nos sirvan de estímulo para aprender a cuidarnos mejor y transmitir a los que nos rodean la importancia de llevar unos hábitos de vida saludables.

¿Qué opinas sobre este artículo? ¿Conocías a estos famosos pacientes cardiovasculares? ¿Se te ocurre algún otro ejemplo?

Foto: Flickr/feastoffun. Creative Commons

Date de alta a la newsletter de la Fundación Española del Corazón y recibe un ejemplar gratuito del e-book “Pregunta al experto“

Respetamos tu privacidad y no compartiremos tus datos.

Nuestros expertos responden tus dudas

Ebook pregunta al experto

Date de alta a la newsletter de la Fundación Española del Corazón y recibe un ejemplar gratuito del e-book “Pregunta al experto“

Respetamos tu privacidad y no compartiremos tus datos.
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner