Facebook
Twitter
Youtube
Flickr
Linkedin
Instagram
SoundCloud
Newsletter
Contacto
Inicio / Multimedia / Blog Impulso Vital / La fibrilación auricular al detalle: qué es, cómo prevenirla, cómo tratarla
Banner

iStock_29775616_SMALL

En torno a un millón de personas en España padecen fibrilación auricular. Y de ellas, cerca del 10% aún no saben que sufren esta patología. Tener información sobre este tipo de arritmia es el primer paso para reconocerla y poder tomar medidas. Con ello podríamos evitar desde insuficiencias cardiacas hasta embolias.

El cardiólogo Julián Pérez-Villacastín, director del Instituto Cardiovascular del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, responde en este artículo a las principales dudas sobre la arritmia más frecuente: qué es, por qué se produce, cómo podemos evitarla o cómo se trata.

 Qué es. En un corazón normal existe un solo foco que descarga electricidad aproximadamente una vez cada segundo -más rápido si estamos nerviosos o haciendo ejercicio, más lento si nos encontramos tranquilos-, provocando que el corazón se contraiga unas 60 veces por minuto. En la fibrilación auricular hay una extraordinaria cantidad de focos que simultáneamente hacen que la activación eléctrica en las aurículas se produzca en torno a 350 veces por minuto. Se podría asemejar al comportamiento de las luces de una discoteca, que se encienden y apagan de forma totalmente desorganizada.

¿Qué provoca la fibrilación auricular en nuestro sistema cardiovascular? La consecuencia es que el corazón ya no se contrae tan organizadamente como cuando tiene el ritmo normal (ritmo sinusal). Al hacerlo desorganizadamente puede latir mucho más rápido y además no contraer lo necesario, por lo que es posible que la sangre se remanse en algunas partes del corazón y forme coágulos que luego se expulsan y pueden dar lugar a embolias. Es la razón de que, cuando el riesgo de que se formen esos coágulos es elevado, se administren sustancias que hagan la sangre más líquida.

 

¿Qué causa la fibrilación auricular?

  • La edad. Es un tipo de arritmia que se observa sobre todo en personas mayores. Hombres o mujeres menores de 50 años pueden padecerla, pero el porcentaje no llega al 1%. Sin embargo, en personas de 80 años el porcentaje alcanza casi al 20%, lo que significa que casi una de cada cinco personas de esa edad va a tener fibrilación auricular porque la edad altera la electricidad del corazón.

  • Cualquier causa que sobrecargue el corazón, por ejemplo la hipertensión arterial o cualquier enfermedad del corazón que haga que aumente la presión dentro de las cámaras cardiacas, y más concretamente en una zona que une la aurículas con las venas pulmonares. Al aumentar la presión, las células empiezan a protestar liberando impulsos eléctricos y creándose las condiciones para la fibrilación auricular.

 

Cómo saber si padecemos fibrilación auricular. Hay personas que son capaces de notar cada latido extra, de más o de menos. Pero otras no se notan el ritmo cardiaco, especialmente el colectivo de mayores, y por eso pueden no ser conscientes de que este es irregular. Se puede sospechar que se padece tomado el pulso. Si vemos que es muy arítmico seguramente hay fibrilación. Sin embargo, el latido irregular no es el único síntoma. También es posible que la persona que sufre fibrilación note que ha perdido algo de capacidad para el esfuerzo, o incluso dolor en el pecho. La forma de diagnosticar al 100% esta arritmia es con un electrocardiograma.

 

Qué es la fibrilación auricular paroxística. Es la que empieza y termina espontáneamente. Se trata de la forma más leve: el corazón está empezando a protestar, pero lo hace solo durante un tiempo. Sin embargo, si no se actúa es muy probable que esa fibrilación se convierta en persistente y ya no desaparezca sola sino con ayuda de profesionales sanitarios que o bien proporcionen medicamentos o bien se decanten por un choque eléctrico.

 

Cuáles son las consecuencias tiene para el organismo. El corazón pierde su funcionamiento normal, y es posible que eso se note en el día a día porque se pierde capacidad de esfuerzo. Además, los pacientes que ya tenían previamente el corazón algo dañado pueden tener insuficiencia cardiaca. Y también está el gran enemigo de la fibrilación auricular: las embolias.

 

Cómo se previene la fibrilación auricular. Para hacerlo hay que cuidar el corazón con un estilo de vida saludable: controlar el peso, la presión arterial, la sal, no fumar, evitar la toxicidad del alcohol en grandes dosis y hacer ejercicio. También es importante controlar factores de riesgo como la diabetes o el colesterol.

 

Cómo se trata la fibrilación auricular. Lo primero que hace el médico es valorar si es necesario que el paciente tome anticoagulantes o no -no todos los pacientes con fibrilación auricular tienen riesgo elevado de tener trombos-. Si la respuesta es afirmativa, al tomar anticoagulantes el riesgo de sufrir embolias se reduce muchísimo. El siguiente paso por parte del profesional médico es decidir si tiene que luchar para recuperar el ritmo normal del corazón y mantenerlo o es preferible dejar al paciente en fibrilación pero con su corazón controlado. Para mantener el ritmo normal existen desde medicamentos hasta tratamiento con catéteres (ablación). En cualquier caso, siempre hay que individualizar el tratamiento.

 

¿La sufren más los hombres que las mujeres? Es algo más frecuente en los hombres cuando no son mayores. Sin embargo, a partir de los 75 u 80 años prácticamente se iguala la proporción, siendo tan frecuente en hombres como en mujeres.

Date de alta a la newsletter de la Fundación Española del Corazón y recibe un ejemplar gratuito del e-book “Pregunta al experto“

Respetamos tu privacidad y no compartiremos tus datos.

Nuestros expertos responden tus dudas

Ebook pregunta al experto

Date de alta a la newsletter de la Fundación Española del Corazón y recibe un ejemplar gratuito del e-book “Pregunta al experto“

Respetamos tu privacidad y no compartiremos tus datos.
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner