Facebook
Twitter
Youtube
Flickr
Linkedin
Instagram
SoundCloud
Newsletter
Contacto
Inicio / Dudas

Preguntas frecuentes

Soy hipertenso, diabético y tengo hipotiroidismo, ¿cómo debo alimentarme?

Pregunta: Padezco hipertensión, soy diabético y tengo hipotiroidismo primario. Me gustaría que me dierais unas pautas de alimentación para bajar peso y prevenir la enfermedad cardiovascular. Miguel Ángel (Antequera).

Respuesta: Un aspecto a destacar en la dieta para personas diabéticas es la necesidad de establecer horarios regulares en las comidas, distribuirlas en al menos cinco ingestas al día (desayuno, media mañana, comida, merienda y cena) y no saltarse ninguna de ellas.

Es necesario que restrinjas los azúcares simples, reemplaces el azúcar por edulcorante y evites los dulces. Te recomendamos que consumas al menos cinco piezas de frutas y verduras al día. Además es importante comer pescado tres veces por semana, y que al menos una de las raciones sea de pescado azul rico en ácidos grasos omega 3 (sardina, caballa, atún, bonito, pez espada, salmón, arenque, bonito del norte, boquerones, jurel, etc.)

También nos indicas que tienes hipertensión. Si presentas sobrepeso u obesidad, una medida importante para reducir las cifras de presión arterial consistiría en rebajar algunos kilos. Se ha demostrado que una pérdida de peso modesta, del 10% del peso corporal, ayuda a disminuir la tensión, el colesterol y los triglicéridos, y por tanto, disminuye el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular.

Con respecto a la alimentación, en caso de hipertensión se recomienda seguir una dieta baja en sodio. La forma más fácil de reducir la sal en la dieta es no añadirla a los alimentos. Ten en cuenta que los alimentos frescos suelen tener un bajo contenido en sal, mientras que los productos preelaborados o precocinados suelen tener un porcentaje mayor. Algunos de los alimentos más ricos en sal son los cubitos de caldo, las sopas comerciales, el bacalao salado, el tocino de cerdo, el caviar, las pizzas, el beicon, el queso azul y el manchego, el ketchup, el jamón serrano y cocido, las aceitunas, las patatas fritas comerciales, los frutos secos, los embutidos, los enlatados... Ten siempre presente que debes leer bien el etiquetado de los productos. Compáralos y elige siempre los que tengan un contenido más bajo de sal.

Finalmente, te aconsejamos utilizar las especias en lugar de sal para hacer más sabrosas tus recetas.

Más información:

Nuestros expertos responden tus dudas

Ebook pregunta al experto

Date de alta a la newsletter de la Fundación Española del Corazón y recibe un ejemplar gratuito del e-book “Pregunta al experto“

Respetamos tu privacidad y no compartiremos tus datos.
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner