Facebook
Twitter
Youtube
Flickr
Linkedin
Instagram
Pinterest
SoundCloud
SlideShare
RSS
Newsletter
Contacto
Inicio / Nutrición / Recetas / Segundos platos / Truchas a la molinera

Preparamos una receta con las truchas como ingrediente estrella: truchas a la molinera. Este pescado contiene ácidos grasos omega 3 que se relacionan con la disminución de los factores de riesgo cardiovascular. Especialmente recomendado para aquellas personas con niveles altos de triglicéridos.

 

Ingredientes:

4 truchas de tamaño mediano; 200 g de jamón; 2 puerros; 2 cebollas; 2 pimientos verdes; 2 dientes de ajo; pimentón dulce; vino blanco; aceite; sal.

Elaboración:

  • Lavar y cortar en juliana toda la verdura. 
  • Cortar el jamón en dados. 
  • Rehogar la verdura en aceite de oliva hasta que esté bien pochada. 
  • Añadir el jamón y mojar con el vino blanco. Reducir probar de sal y reservar. 
  • Filetear las truchas, salar, pasar por harina y freír en aceite bien caliente. 
  • Colocar la verdura en una fuente y encima las truchas, añadir un poco de pimentón al aceite donde hemos hecho las truchas y cubrirlas con esta mezcla.

Valor nutricional

  • Energía 471 kcal
  • Proteínas 43,6 g 37%
  • Hidratos de carbono 13,6 g 12%
  • Grasas totales 26,9 g 51%
  • Saturados 5,8 g 11%
  • Monoinsaturados 13,4 g 26%
  • Poliinsaturados 4,3 g 8%
  • Colesterol132,6 mg
  • Fibra 3,3 g
  • Sodio 338 mg

¿Puedo comerlo si tengo…?

  • Colesterol alto

  • Obesidad

  • Diabetes

  • Hipertensión

  • Triglicéridos altos

  • Recomendado. Es una receta absolutamente apta para tu estado de saludo ¡Disfrútala!
  • Ocasionalmente. Ten cuidado con este plato sólo puedes tomarlo de forma esporádica
  • Desaconsejado. No debes comerlo. Contiene ingredientes contraindicados a tu factor de riesgo.

Consejos del Experto

Nuestro equipo de expertos en nutrición realiza comentarios a la receta, aporta sus recomendaciones y hace una valoración concreta para personas con diferente factor de riesgo.

¿Quieres preguntar al nutricionista?

Cecilia Montagna, nutricionista
Este plato aporta proteínas de alto valor biológico, minerales, especialmente potasio, fósforo, magnesio y calcio. También contienen cantidades apreciables de vitamina A y ácido fólico y grasas principalmente de tipo insaturado. Los ácidos grasos omega 3 presentes en el pescado azul se han relacionado con una disminución de los factores de riesgo cardiovascular. Un aumento en el consumo de ácidos grasos omega-3 disminuye el nivel de triglicéridos, de colesterol LDL (Colesterol malo), y aumentan el HDL (Colesterol bueno). Se recomienda consumir pescado al menos 3 veces por semana. En caso de hipertensión se recomienda evitar el agregado de sal, para evitar un aporte extra de sodio.

Con la colaboración de Canal Cocina

 

Date de alta a la newsletter de la Fundación Española del Corazón y recibe un ejemplar gratuito del e-book “Pregunta al experto“

Respetamos tu privacidad y no compartiremos tus datos.
Banner

Nuestros expertos responden tus dudas

Ebook pregunta al experto

Date de alta a la newsletter de la Fundación Española del Corazón y recibe un ejemplar gratuito del e-book “Pregunta al experto“

Respetamos tu privacidad y no compartiremos tus datos.
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner