Facebook
Twitter
Youtube
Flickr
Linkedin
Instagram
Pinterest
SoundCloud
SlideShare
RSS
Newsletter
Contacto
Inicio / Comunicación / Notas de prensa / Finaliza la Semana del Corazón de Mérida

El sobrepeso y la obesidad, presentes en el 68% de los emeritenses que se han hecho las pruebas

  • La Semana del Corazón de Mérida finaliza hoy con un gran éxito de asistencia, ya que ha contado con la participación de más de 3.000 ciudadanos. De los más de 500 emeritenses que se han realizado las pruebas médicas, el 70% sufre algún factor de riesgo cardiovascular
  • Entre los factores de riesgo analizados, el exceso de peso (sobrepeso y obesidad) es el más prevalente y afecta al 68% de las más de 500 personas que se han sometido a las pruebas. La hipertensión se ha dado en el 25% de los casos y el colesterol en el 39%
  • Desde el pasado viernes día 1, los emeritenses se han podido realizar pruebas gratuitas para medir su riesgo cardiovascular y han participado en diversas actividades con las que la FEC ha pretendido promover hábitos de vida saludables
  • Una de las últimas actividades que se han realizado es un paseo cardiosaludable, que esta mañana ha reunido a unas 50 personas que han recorrido la ciudad de Mérida, fomentando de una forma cultural y amena, la práctica de ejercicio físico
  • Tras su paso por Mérida, la Semana del Corazón visitará las ciudades de Málaga y Palma de Mallorca

Más de 3.000 emeritenses han participado, desde el pasado viernes día 1, en la I Semana del Corazón de Mérida, que finaliza hoy para continuar su recorrido por dos ciudades más durante 2010: Málaga y Palma de Mallorca. Del total de visitantes, unos 500 ciudadanos se han realizado las pruebas para medir su riesgo cardiovascular. Los resultados obtenidos demuestran que siete de cada diez personas (el 70%) sufre algún factor de riesgo.

Entre los factores analizados, el exceso de peso (obesidad y sobrepeso) es el más prevalente entre los emeritenses, y afecta a un 68% de las más de 500 personas que han participado en las pruebas médicas. De este 68%, el 33,6% padece obesidad y el 35%, sobrepeso. Entre quienes se han realizado las pruebas, alrededor del 25% sufre hipertensión y el 39% tiene colesterol elevado.

Desde el pasado viernes día 1, los emeritenses se han podido realizar pruebas gratuitas para medir su riesgo cardiovascular y han participado en diversas actividades con las que la Fundación Española del Corazón (FEC), con el apoyo de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) y la colaboración del Ayuntamiento de Mérida y la Consejería de Sanidad de la Junta de Extremadura, ha pretendido promover hábitos de vida saludables entre la población, como la práctica de actividad física y una alimentación sana, medidas de prevención claves para evitar la aparición de enfermedades cardiovasculares.

Entre las pruebas médicas que se han realizado, varios expertos han tomado la tensión arterial, han medido el índice de masa corporal (IMC), el perímetro abdominal y el colesterol y se ha asesorado a nivel nutricional a todos aquellos ciudadanos que lo han solicitado. En total, los expertos han realizado alrededor de 2.000 pruebas, ya que cada ciudadano recorría un circuito compuesto por las cuatro pruebas médicas comentadas.
Entre otras actividades que se han organizado durante estos tres días destaca, con el fin de fomentar el hábito del ejercicio físico, un paseo cardiosaludable, que esta mañana ha reunido a unas 50 personas que han recorrido algunas de las calles más emblemáticas de la ciudad de Mérida.

Este año, la Semana del Corazón se celebra bajo el lema ‘Aligera tu corazón. El sobrepeso es un riesgo’, con el fin de concienciar a la población del riesgo cardiovascular que suponen la obesidad y el sobrepeso. La obesidad es uno de los principales factores de riesgo en la aparición de una dolencia cardiovascular.

Según el Informe 2009 de la SEC sobre la incidencia de la enfermedad cardiovascular en España, una de cada tres defunciones que se producen en Extremadura se debe a una enfermedad cardiovascular, lo que supone, aproximadamente, un 31% del total de fallecimientos.

En Extremadura, al igual que en España en general, la enfermedad cardiovascular es la primera causa de muerte. Teniendo en cuenta las tasas estandarizadas de mortalidad* (que son las habitualmente utilizadas en estudios epidemiológicos), las enfermedades cardiovasculares causan en esta Comunidad 253,7 fallecimientos por cada 100.000 habitantes y año de los 801,4/100.000 que se producen por cualquier causa, lo que supone más del 31% del total.

La obesidad es uno de los principales factores de riesgo en la aparición de una dolencia cardiovascular. En Extremadura, el exceso de peso afecta, aproximadamente, al 45% de la población mayor de 18 años, mientras que entre la población infantil llega a afectar a cerca del 30%.

Durante 2010, a través de esta actividad, una de las más emblemáticas de la FEC, la Fundación difundirá mensajes para fomentar la prevención a través de la realización de ejercicio físico y el seguimiento de una dieta saludable. La Semana del Corazón, que ya ha visitado Toledo, Madrid, Oviedo y Santiago de Compostela, se celebrará, tras su paso por Mérida, en otras dos ciudades españolas durante este año: Málaga y Palma de Mallorca.

La Semana del Corazón de Mérida cuenta con la colaboración de GSK y Eroski como patrocinadores principales, y con el apoyo de Aquarius, Omron, Roche y Fanta, entidades que comparten su preocupación por la salud cardiovascular y la promoción de pautas de vida sana.

Además, también cuenta con el apoyo de la Consejería de Sanidad y Dependencia de la Junta de Extremadura, el Ayuntamiento de Mérida, la Unidad de Emergencias Sanitarias 112 de Mérida y la Universidad a Distancia de Extremadura (UNED).

El presidente de la Sociedad Extremeña de Cardiología, el Dr. José Ramón López Mínguez, ha comentado que iniciativas como ésta “facilitan a los ciudadanos una estimación rápida y aproximada de su riesgo cardiovascular, además de aproximarse a expertos que proporcionan información sobre alimentación y hábitos cardiosaludables, tomas de tensión arterial, índice de masa corporal, nivel de colesterol… de forma que cada paciente puede saber en que escalón de riesgo se encuentra y que medidas puede realizar para bajarlo. Es importante que los ciudadanos sean conscientes que con medidas sencillas pueden conseguirse resultados muy favorables”.