Facebook
Twitter
Youtube
Flickr
Linkedin
Instagram
SoundCloud
Newsletter
Contacto
Inicio / Comunicación / Notas de prensa / Inauguración de la Semana del Corazón de Málaga

La FEC inaugura la Semana del Corazón de Málaga y advierte del riesgo del exceso de peso, que afecta a casi la mitad de los andaluces

La Fundación Española del Corazón (FEC) ha inaugurado esta mañana la I Semana del Corazón de Málaga. La Semana del Corazón es una de las actividades más emblemáticas de la FEC, que cuenta con el apoyo de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), la colaboración del Ayuntamiento de Málaga y la Consejería de Sanidad de la Junta de Andalucía, y que este año se celebra bajo el lema ‘Aligera tu corazón. El sobrepeso es un riesgo’, con el fin de concienciar a la población del riesgo cardiovascular que suponen la obesidad y el sobrepeso.

A la inauguración han asistido Dª. Carmen Casero Navarro, directora general de Bienestar Social del Ayuntamiento de Málaga; D. Raúl López Maldonado, concejal del Área de Accesibilidad Universal del Ayuntamiento de Málaga; Dª. Encarnación Páez Alba, diputada de la Delegación de Juventud, Deportes y Formación de la Diputación de Málaga; Dª. Mª Antigua Escalera Urkiaga, delegada provincial de la Delegación Provincial de Málaga de la Consejería de Salud; la Sra. Dª. Yolanda González Pérez, jefa de Servicio en Salud de la Delegación Provincial de Málaga (Consejería de Salud); D. Luís Olavarría Govantes, director asistencial de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (Consejería de Salud); el Dr. Eduardo de Teresa, jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Universitario Virgen de la Victoria de Málaga y profesor de Medicina en la Universidad de Málaga; y el Dr. José Luis Delgado Prieto, representante de la Sociedad Andaluza de Cardiología y de la Fundación Andaluza de Cardiología.

Según el Informe 2009 de la SEC sobre la incidencia de la enfermedad cardiovascular en España, las enfermedades cardiovasculares causan en Andalucía 313 fallecimientos por cada 100.000 habitantes y año de los 870/100.000 que se producen por cualquier causa, lo que supone más del 35% del total. El dato aún resulta más llamativo si se tiene en cuenta que esta comunidad tiene una tasa bruta de mortalidad por enfermedad cardiovascular (292,7/100.000 hab.) por encima de la tasa en el conjunto de España (276,6/100.000 hab.) y ocupa el primer puesto del país en lo que respecta a las tasas estandarizadas.

En porcentajes, utilizando como base las tasas estandarizadas de mortalidad, se pone de manifiesto que la cardiopatía isquémica supone hasta un 30% de las muertes por enfermedad cardiovascular en Andalucía, en la misma proporción que las enfermedades cerebrovasculares (30%); por detrás, las arritmias y la insuficiencia cardiaca, junto con otras enfermedades cardiovasculares, suponen un 17% de los fallecimientos derivados de una enfermedad cardiovascular; por su parte, las enfermedades hipertensivas se asocian con 5% de las defunciones por esta causa y las enfermedades cardiacas reumáticas únicamente suponen un 1%.

Por sexos, se aprecian algunas diferencias significativas entre hombres y mujeres en lo que respecta a la incidencia en la mortalidad que tienen determinadas enfermedades cardiovasculares. Así, mientras que en el varón la cardiopatía isquémica es, con mucho, la principal causa cardiovascular de muerte (hasta un 36% de todos los casos de muerte provocados por una enfermedad cardiovascular), en las mujeres son las enfermedades cerebrovasculares las que copan este primer lugar (hasta un 31% de todos los casos de defunción por patología cardiovascular).

En comparación con el resto de comunidades autónomas, Andalucía se sitúa muy por encima de la media en cuanto a la incidencia de la cardiopatía isquémica en la mortalidad (91,1 fallecimientos por 100.000 hab., siendo la media nacional de 74,2). Respecto a la repercusión de las enfermedades cerebrovasculares en la mortalidad poblacional, esta Comunidad ocupa el primer puesto con diferencia (91,9 defunciones por 100.000 hab. vs 63,9 de la media española).

Teniendo en cuenta valores absolutos, se determina con los datos del INE del año 2007 que las enfermedades cardiovasculares provocan 23.387 defunciones (12.802 en mujeres y 10.585 en varones). Se comprueba, además, que más de un 12% de las altas hospitalarias registradas en Andalucía (92.004 de las 730.667 contabilizadas) se deben a una enfermedad cardiovascular, siendo más frecuentes en varones que en mujeres. Además, la pirámide poblacional en Andalucía muestra importantes diferencias con el conjunto de España, con una clara tendencia hacia el envejecimiento.

La obesidad es uno de los principales factores de riesgo en la aparición de una dolencia cardiovascular. En Andalucía, según el estudio PRESOPE 2008, el exceso de peso afecta al 49,3% de la población mayor de 18 años, mientras que entre la población infantil llega a afectar a casi el 32%, tal y como muestran los datos del Instituto Nacional de Estadística, la Organización Mundial de la Salud y la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad.

“Las enfermedades cardiovasculares continúan siendo la primera preocupación sanitaria de la población española. La buena noticia es que podemos prevenirlas, evitando los conocidos factores de riesgo como el tabaco, la hipertensión o el colesterol alto. A ellos se unen dos, cada vez más presentes en nuestra población: la obesidad y, en estrecha relación con ella, la diabetes. Es crucial que atajemos la creciente prevalencia de la obesidad, y en particular de la obesidad infantil, si no queremos que en los próximos años el impacto negativo de las enfermedades cardiovasculares crezca. Para ello hay dos medidas clave: Una dieta adecuada y equilibrada y un ejercicio físico habitual. La Semana del Corazón, que ahora comienza en Málaga, pretende aportar conciencia sobre este problema y ayudar a prevenirlo mediante medidas sencillas”, comenta el Dr. De Teresa.

Además, cabe destacar que, según se ha manifestado recientemente desde el Ministerio de Sanidad, de 2005 hasta ahora, el número de niños con obesidad ha aumentado notoriamente, y, en la actualidad, España encabeza el ranking de países europeos con el porcentaje más elevado de obesidad infantil.

Según el presidente de la FEC, el Dr. Leandro Plaza, “es fundamental prevenir la obesidad y el sobrepeso desde la infancia, pues los hábitos que se adquieren en una edad temprana son los que acostumbran a prevalecer en la edad adulta”. En este sentido, destacó la importancia de seguir una dieta equilibrada y la práctica de ejercicio de forma diaria y moderada. “Con iniciativas como ésta”, añadió, “nuestro objetivo es recordar a la población la importancia de adoptar y practicar hábitos de vida saludables como medida de prevención frente a las enfermedades cardiovasculares, primera causa de muerte en el mundo”.

Desde hoy y hasta el domingo 7 de noviembre, en una gran carpa situada en el Paseo del Parque, los malagueños podrán realizarse pruebas gratuitas para medir su riesgo cardiovascular. En este sentido, varios expertos tomarán la tensión arterial, medirán el índice de masa corporal (IMC) y el colesterol y se asesorará a nivel nutricional.

La Semana del Corazón, que ya ha recorrido Toledo, Madrid, Oviedo, Santiago de Compostela y Mérida, se celebrará, tras Málaga, en Palma de Mallorca, que será la última ciudad que esta iniciativa de la FEC visitará este año. La Semana del Corazón de Málaga cuenta con la colaboración de GSK y Eroski como patrocinadores principales, y con el apoyo de Aquarius, Omron, Roche, DKV, Boehringer Ingelheim y Fanta, entidades que comparten su preocupación por la salud cardiovascular y la promoción de pautas de vida sana.

Además, también cuenta con el apoyo de la Consejería de Sanidad de la Junta de Andalucía, el Ayuntamiento de Málaga, el EPES 061- Servicio de Emergencias de la Junta de Andalucía, la Asociación de Pacientes Anticoagulados y Coronarios de Málaga (APAM) y del Complejo Hospitalario Carlos Haya.

Durante 2010, a través de la Semana del Corazón, la FEC difundirá mensajes para fomentar la prevención a través de la realización de ejercicio físico y el seguimiento de una dieta saludable.