Facebook
Twitter
Youtube
Flickr
Linkedin
Instagram
SoundCloud
Newsletter
Contacto
Inicio / Comunicación / Notas de prensa / La iniciativa informativa 'Por ti, por mí, por el sexo con corazón', en Asturias

Oviedo acoge hoy esta iniciativa con una conferencia informativa abierta al público e impartida por un cardiólogo, un urólogo y un médico de Atención Primaria.

La relación entre enfermedad cardiovascular y salud sexual no se produce únicamente tras sufrir un episodio cardiovascular, sino que puede preceder a la enfermedad, e incluso se convierte en un síntoma. Es el caso de la disfunción eréctil, un importante marcador precoz de riesgo coronario, ya que puede avisar hasta tres años antes de la aparición de una patología cardíaca.

La salud sexual de las personas que han sufrido un evento cardiovascular queda alterada. Así lo afirman la mayoría de los 120 pacientes que han respondido a una encuesta en la que han participado 30 asociaciones de pacientes coronarios de toda España. La mayoría de estos pacientes retrasaron el momento de mantener nuevamente relaciones sexuales tras haber sufrido un episodio cardiovascular y la principal razón fue el miedo. De sus comentarios, destaca que para la mayoría poder llevar una vida sexual satisfactoria resulta importante.

Por ello, la Fundación Española del Corazón (FEC), la Fundación para la Investigación en Urología (FIU) y la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), en colaboración con Lilly, han puesto en marcha un iniciativa informativa bajo el lema ‘Por ti, por mí, por el sexo con corazón’, cuyo fin es concienciar a la población sobre la vinculación existente entre enfermedad cardiovascular y salud sexual, especialmente, disfunción eréctil.

En este sentido, es muy destacable que tres especialidades distintas se hayan involucrado en esta iniciativa, aportando sus puntos de vista sobre un problema que es más que personal o familiar, ya que posee un alcance sanitario trascendente. Y que el objetivo que mueve a los tres colectivos médicos es claro: incidir en la prevención y enseñar a la población qué es la disfunción eréctil especialmente en las personas con cardiopatías.


En su paso por la ciudad de Oviedo, la campaña ha contado con la colaboración del Hospital Central de Asturias, del Club de Prensa Asturiana, de la Asociación Asturiana de Enfermos del Corazón, de la Asociación Asturiana de Diabéticos (ASDICO) y de la Asociación de Diabéticos del Principado de Asturias (ASDIPAS).

Síntoma centinela
La disfunción eréctil y la enfermedad cardiovascular poseen prácticamente los mismos factores de riesgo, como es el caso de la hipertensión, la arterosclerosis, la obesidad, el tabaco, las drogas o el alcohol. Así, dos de cada tres hombres con hipertensión arterial tienen disfunción eréctil, y más de la mitad de los que poseen disfunción eréctil, tiene colesterol elevado, lesiones coronarias (el 40% posee oclusiones coronarias relevantes) y prueba de esfuerzo alterada.

En este sentido, según el Dr. Carlos San Martín, representante de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN) y secretario general de la Academia Española de Sexología y Medicina Sexual, “un 93% de los pacientes que tienen alguna enfermedad cardiovascular padecieron entre dos y tres años antes disfunción eréctil”, por lo que la disfunción eréctil podría predecir o alertar sobre muchas de las futuras enfermedades cardíacas. “Este dato”, añade el Dr. San Martín, “revela hasta qué punto esta disfunción es un importante marcador precoz del riesgo coronario y del desarrollo de una futura patología cardíaca”.

El Dr. Carlos San Martín destaca también la importancia del médico de Atención Primaria en la detección precoz, ya que “es habitual que el primer contacto del paciente se establezca con este colectivo médico y es fundamental que éste muestre una actitud abierta y pregunte al paciente. Es esta actitud del médico lo que muchas veces favorece el diagnóstico de una disfunción eréctil y la consecuente detección precoz de una enfermedad cardíaca”.

En este sentido, cabe señalar que sólo el 16,5% de los pacientes que presentan disfunción eréctil consultan por propia iniciativa la enfermedad con el médico, y es la actitud del mismo la que resulta decisiva para detectar esta patología.

A partir de los 40 años
La disfunción eréctil, en sus diferentes niveles llega a afectar al 40% de los hombres mayores de 40 años, y se agrava con la edad. La prevención y la actuación sobre el estilo de vida, practicando una dieta saludable baja en grasas, reduciendo el consumo de alcohol, evitando el tabaco, perdiendo peso e incrementando la actividad física, es la primera actuación que debe tener en cuenta el paciente.

La prevención de estos factores de riesgo ayuda a la mejora de ambas patologías, tanto la cardiovascular como la disfunción sexual. “Prevenir los factores de riesgo cardiovascular mejora el flujo sanguíneo durante la erección, por lo que a un paciente con disfunción eréctil se le debería preguntar por su salud cardíaca y sus factores de riesgo cardiovascular”, explica el Dr. Leonardo Gómez Esmorís, presidente de la Sociedad Asturiana de Cardiología y cardiólogo del Centro Médico de Asturias.
En cuanto al tratamiento farmacológico, los inhibidores de la fosfodiesterasa 5 son los únicos fármacos orales disponibles en la actualidad para el tratamiento de la disfunción eréctil y son efectivos, seguros y, en general, bien tolerados. Su eficacia supera el 80% en cualquier grupo de edad, en cualquier grado de severidad de la disfunción eréctil y por cualquier etiología.

“A medida que hemos profundizado en las investigaciones sobre disfunción eréctil, más claramente hemos visto la relación entre los problemas de erección y los cardiovasculares”, afirmó el Dr. Leonardo Gómez Esmorís. “Aunar la visión de cardiólogos, urólogos y médicos de Atención Primaria es un ejemplo de cómo colaborar conjuntamente en beneficio del paciente”.

 

Primeros resultados
En una encuesta previa a la campaña y en la que han participado unas 30 asociaciones de pacientes cardíacos de toda España, los resultados muestran algunos datos de gran interés sobre la salud sexual de este colectivo. De esta manera, la gran mayoría de los entrevistados piensa que es posible recuperar la vida sexual tras haber tratado la disfunción eréctil después de un evento coronario.

A pesar de que la encuesta se realizó entre pacientes que habían sufrido un episodio cororario, dos de cada tres seguían sin conocer exactamente por qué se produce la disfunción eréctil, lo que viene a reforzar la necesidad de comunicar a la sociedad la importancia que tiene la disfunción eréctil como predictor de riesgo coronario.

Para la mayoría de los hombres encuestados, la vida sexual es importante y aunque el 42% afirma no tener ningún problema en hablar de disfunción eréctil, el resto aseguran que preferirían no tener que hacerlo por vergüenza o pudor (28%) o por desconocimiento (17,5%).

Según señala el Dr. José Luis Martín Benito, miembro de la FIU y urólogo en el Hospital Universitario Central de Asturias, "todavía vemos que hay cierta timidez a la hora de hablar de disfunción sexual en la consulta del médico. Saber que es un predictor de riesgo coronario ayudará a que los pacientes que se acerquen hasta nuestra consulta, de forma que abordaremos dos problemas al mismo tiempo, disminuyendo su riesgo cardíaco y mejorando su salud sexual”. Y añade que “esta campaña permite abordar un mismo problema desde diferentes disciplinas, pero de forma complementaria".
Prevalencias en Asturias
Un 33,62% de las muertes que se producen en Asturias están provocadas por una enfermedad cardiovascular. Concretamente, durante el año 2009, del total de 12.759 fallecimientos que se produjeron en Asturias, 4.290 se debieron a una causa cardiovascular.

Según señala el Informe SEC 2009, entre todas las enfermedades cardiovasculares, la cardiopatía isquémica es la primera (35%), seguida de las patologías cerebrovasculares (24%) y de las arritmias y otros eventos cardiovasculares (23%).

En comparación con el resto de comunidades autónomas, Asturias se sitúa bastante encima de la media española en cuanto a la incidencia de la cardiopatía isquémica en la mortalidad (90,2 fallecimientos por 100.000 habitantes, siendo la media nacional de 74,2). Respecto a la repercusión de las enfermedades cerebrovasculares en la mortalidad poblacional, esta comunidad ocupa una posición menor que la media (62,0 defunciones por 100.000 habitantes vs 63,9 de la media española). En cambio, se dan más casos de mortalidad por arritmias y otros eventos cardiovasculares (59,4 defunciones vs 48,7).

Charlas informativas por toda España
La campaña ha recorrido diferentes ciudades españolas a lo largo del 2011, concluyendo hoy en Oviedo. Concretamente, ha pasado por las ciudades de Tenerife, Las Palmas, Valencia, Murcia, Barcelona, Alicante, Santander, Bilbao; La Coruña, Sevilla, Córdoba, Mallorca, Málaga, Zaragoza y Valladolid.

En cada una de las ciudades se ha organizado una charla informativa abierta al público en la que han participado un cardiólogo, un urólogo y un médico de Atención Primaria. Hoy, igualmente, habrá con motivo de la presencia de la campaña en Asturias, una charla informativa en la que participan el Dr. Leonardo Gómez Esmorís, cardiólogo; el Dr. José Luis Martín Benito, urólogo y el Dr. Carlos San Martín, médico de atención primaria y especialista en sexología. La charla tendrá lugar en Centro Asturiano de Prensa, en el Salón de Actos, a las 18:00 horas.

Durante la campaña, tras cada conferencia informativa, se ha realizado un cuestionario a los asistentes mediante el que se recogerán datos sobre el conocimiento, la prevalencia y la afectación de la disfunción eréctil en España.