Facebook
Twitter
Youtube
Flickr
Linkedin
Instagram
SoundCloud
Newsletter
Contacto
Inicio / Actividades / Otras actividades / Campaña 2-3

Foto3ok

 

La población general está cada vez mejor informada y se preocupa más por su salud. Conoce la importancia de mantener el colesterol a raya o que la tensión arterial se debe mantener en un rango adecuado. Sin embargo, cuando se habla de anticoagulación, a pesar de ser un tratamiento que en nuestro país lo toman más de 800.000 personas, no siempre se conoce cuáles son los niveles adecuados, las consecuencias de no alcanzar estos niveles y, lo más importante, que existen alternativas que ayudan a asegurar un buen control. Por estos motivos, se ha presentado la campaña ¡Súmate al equipo 2-3! La anticoagulación siempre bajo control, con la que la iniciativa ‘La salud del paciente, por delante’ y Bayer, con la colaboración de la Fundación Española del Corazón (FEC), buscan concienciar a la población sobre la importancia de la anticoagulación y el buen control de este tipo de tratamiento.

 

Foto4ok

Un gran porcentaje de los pacientes anticoagulados lo están por padecer fibrilación auricular (FA), que se produce cuando en condiciones normales la frecuencia cardiaca se eleva o baja o cuando el ritmo cardiaco deja de ser regular. Este ritmo cardiaco irregular hace que la sangre pueda formar un coágulo en el corazón. Este coágulo o trombo puede llegar al cerebro bloqueando el flujo sanguíneo y provocar un ictus. Ante esta situación, el papel del tratamiento anticoagulante es impedir la formación de estos coágulos, impedir su crecimiento y favorecer su desaparición en caso de que ya se hayan formado.

Sin embargo, cerca de un 40% de estos 800.000 pacientes no consiguen un buen control con los tratamientos clásicos, los anticoagulantes de la vitamina k, que precisan que los pacientes se realicen controles de sangre periódicos para confirmar que el medicamento funciona como debe, a través de la medición de un indicador llamado INR, que ha de mantenerse en un rango de entre 2 y 3.

 

Foto1ok

 

Pese a estos controles periódicos, un 16,5% de los pacientes anticoagulados o bien no conoce el INR o no sabe cuál es el rango en el que debería estar, y el 21,8% no conoce las consecuencias que conlleva no alcanzar el rango, una situación muy preocupante si se tienen en cuenta que si los valores de éste índice están por encima de 3 se vincula a un mayor riesgo de sangrado, mientras que si se encuentran por debajo del 2 se asocia a un alto riesgo de ictus.

En España se producen cada año alrededor de 100.000 ictus, de los cuales 25.000 se asocian a la fibrilación auricular no valvular. Estos eventos cerebrovasculares suponen la segunda causa de muerte global y la primera en la mujer en la población española. Además, representan el motivo más importante de invalidez o discapacidad grave a largo plazo en adultos y la segunda causa de demencia.

Estos datos sustentan y explican la campaña ¡Súmate al equipo 2-3! La anticoagulación siempre bajo control, que está destinada a la población general y, en especial, a los pacientes anticoagulados y sus familiares. Y es que la campaña pretende aunar dos conceptos, el correcto rango de INR, que ha de estar siempre entre 2 y 3, y que si el paciente no lo consigue, acuda al profesional sanitario para preguntar por alternativas terapéuticas existentes: que se sume con su médico y/o enfermera para formar el ‘equipo’ 2-3.

Para más información, pincha aquí

Foto_5ok

Foto_5ok

 

 

 

 

 

 

Infografia_2_3OK

Puedes descargarte la infografía en este enlace.

 

Date de alta a la newsletter de la Fundación Española del Corazón y recibe un ejemplar gratuito del e-book “Pregunta al experto“

Respetamos tu privacidad y no compartiremos tus datos.