Facebook
Twitter
Youtube
Flickr
Linkedin
Instagram
SoundCloud
Newsletter
Contacto
Inicio / Multimedia / Blog Impulso Vital / Chocolate y corazón: date el gusto
Banner

chocolateAntioxidante, antiestresante... ¡y con propiedades afrodisiacas! Por si estas ventajas no fueran ya suficiente estímulo para comer chocolate, en los últimos años han surgido numerosas investigaciones que demuestran sus propiedades como alimento beneficioso para la salud del corazón.

En uno de los estudios más recientes, publicado en la revista European Heart Journal, científicos alemanes concluyen que el consumo de cantidades bajas de chocolate produce niveles inferiores de presión arterial, lo cual se relaciona con un menor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Pero la cosa no acaba ahí. Otro trabajo de la Universidad de California, reseñado también en la prestigiosa publicación Journal of the American College of Cardiology, asegura que el consumo diario de flavonoides, presentes en el cacao, duplica el número de células angiogénicas circulantes (CAC) en la sangre. Estas células reparan y mantienen los vasos sanguíneos, lo que sirve como barrera al desarrollo de las enfermedades cardiovasculares.

Calidad vs. cantidad

Los estudios sobre los efectos positivos del consumo de chocolate coinciden en dos aspectos básicos:

  • La calidad. No todo el chocolate es igual de bueno. Cuanto mayor sea el contenido de cacao, mucho más saludable. Olvídate del chocolate con leche y el blanco, ya que su alto contendido de grasas saturadas y azúcar reduce las propiedades beneficiosas del cacao. El más recomendable es el chocolate oscuro y amargo.
  • La cantidad. Los nutricionistas recomiendan el consumo de chocolate en pequeñas porciones: unos 6 gramos al día son más que suficiente. ¡No vale comerse la tableta entera!

Otro punto importante es que los beneficios del cacao no resultan tan provechosos para el organismo si no se acompañan de unas pautas de alimentación equilibrada y actividad física habitual. Y por supuesto, aquellas personas que tienen contraindicada la ingesta de chocolate por algún motivo han de seguir siempre la prescripción de su médico.

En resumen, come sano, haz ejercicio y date el gusto de saborear una onza de buen chocolate para 'endulzar' la salud de tu corazón.

Nuestros expertos responden tus dudas

Ebook pregunta al experto

Date de alta a la newsletter de la Fundación Española del Corazón y recibe un ejemplar gratuito del e-book “Pregunta al experto“

Respetamos tu privacidad y no compartiremos tus datos.
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner