Facebook
Twitter
Youtube
Flickr
Linkedin
Instagram
Pinterest
SoundCloud
SlideShare
RSS
Newsletter
Contacto
Inicio / Multimedia / Blog Impulso Vital / El estrés navideño
Banner

Los días que conforman el periodo navideño suelen estar cargados de muchos compromisos sociales, prisas, compras de última hora… ¡un sinfín de situaciones que nos generan estrés! Aprender a controlarlas nos ayudará a evitar problemas de salud y a disfrutar más de estas fechas. 

El estrés es uno de los factores de riesgo cardiovascular. Las situaciones agobiantes que se producen durante las fiestas navideñas suelen provocar que muchas personas lo experimenten. Por ello, debemos hacer todo lo posible para mantenerlo a raya y no poner en peligro nuestra salud. ¿Cómo conseguirlo? Aquí te damos algunas recomendaciones que pueden ayudarte a pasar unas felices fiestas:

  • Duerme las horas necesarias. Recuerda que el cuerpo necesita descansar para poder funcionar correctamente.
  • Come equilibradamente. Satisface las necesidades alimenticias y de energía de tu cuerpo con una dieta saludable. En nuestro apartado de nutrición encontrarás recetas cardiosaludables ricas y muy fáciles de preparar.
  • Haz una lista de las cosas que tienes que hacer. Establece prioridades, así, si no alcanzas a hacerlas todas, no te quedarán pendientes las más importantes.
  • Comparte las responsabilidades. Busca ayuda. Si tienes muchas cosas que hacer, pídele a otros que te echen una mano. La carga será mucho más fácil de llevar.
  • Escucha las señales de tu cuerpo. Si estás cansado, tómate un descanso, no esperes a que ya no puedas más para hacerlo.
  • Haz ejercicio. La actividad física te ayudará a combatir el estrés y a sentirte mucho mejor. Camina a diario o prueba con alguno de los ejercicios que te proponemos en nuestro canal Corazón TV.
  • Realiza algún tipo de ejercicio de relajación, te ayudará mucho más a controlar la tensión de estas fechas.
  • No intentes llega a todos los compromisos si no puedes. Recuerda que hay muchos más días en los que puedes reunirte con amigos y seres queridos y pasar un buen momento con ellos. De las prisas solo queda el cansancio.
  • Controla los gastos. Compra de acuerdo al presupuesto disponible. En épocas difíciles hay que ser consecuentes con la realidad. Para qué endeudarte por comprar cosas que no son realmente indispensables y después tener que preocuparte por pagar las facturas.
  • Evita las discusiones familiares. Intenta mantener un clima cordial y deja fuera de casa las peleas. Disfruta con los tuyos. Al fin y al cabo, la fiestas son para pasarlo bien, ¿no?

No olvides que la Navidad dura solo unos días, pero tu salud depende de lo que hagas durante el año. Deja a un lado las preocupaciones y las prisas... ¡verás como así disfrutas mucho más!

Nuestros expertos responden tus dudas

Ebook pregunta al experto

Date de alta a la newsletter de la Fundación Española del Corazón y recibe un ejemplar gratuito del e-book “Pregunta al experto“

Respetamos tu privacidad y no compartiremos tus datos.
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner