Facebook
Twitter
Youtube
Flickr
Linkedin
Instagram
SoundCloud
Newsletter
Contacto
Inicio / Multimedia / Blog Impulso Vital / Razones positivas para dejar de fumar
Banner

dejarfumarEl consejo médico sobre la importancia del abandono del tabaco no siempre consigue que el paciente deje de fumar. ¿Se transmite adecuadamente el mensaje? Tal vez no. El doctor Dr. José Luis Palma, vicepresidente de la FEC, da unas claves que pueden ayudar a conseguir buenos resultados.

A lo largo de mi carrera profesional he tratado de inculcar en mis pacientes la conveniencia de abandonar el tabaco, incluso cuando yo, a hurtadillas, era también uno de ellos. Desafortunadamente, no hay mensaje médico más baldío que el que se da a un fumador empedernido invitándole a dejar un hábito que, demostrado está, le acorta muy seriamente la vida y se la complica con una calidad francamente indeseable. Quizá los médicos no sepamos transmitir adecuadamente el mensaje.

Hace pocos días, en la Fundación Española del Corazón, hablando de este tema con un viejo y brillante colega me aconsejó que siguiera su táctica con la que, según me decía, obtenía muy buenos resultados: "No les cuentes lo negativo, háblale a tus pacientes de las ventajas que van obtener abandonando los malos humos". Y así me lo expuso:

  • Diles que a los 20 minutos de la última calada la presión arterial les bajará hasta normalizarse.
  • Cuéntales que después de 8 horas el monóxido de carbono, un veneno gaseoso extremadamente dañino, habrá reducido su tasa sanguínea a la mitad con lo que sus glóbulos rojos transportarán mucho mejor el oxígeno y su metabolismo celular ganará en eficacia y rendimiento.
  • Anímales, porque pasados 2 días, la disminución del riesgo para padecer un infarto agudo de miocardio por arterioespasmo ya será evidente.
  • A los tres días de abstinencia no quedarán restos de nicotina en su cuerpo lo que les hará recuperar el olfato y el gusto que quedaron crónicamente enmascarados por el veneno. Saborearán mejor los alimentos sólidos y líquidos.
  • Al cabo de una semana, los bronquios volverán a recuperar el tono y su función haciéndose más elásticos y menos sensibles a la acción de virus y bacterias con lo que no sólo respirarán mucho mejor sino que las posibilidades de infecciones broncopulmonares disminuirán hasta casi desaparecer. Simultáneamente la capacidad para el ejercicio físico aumentará de un modo que el propio paciente empezará a constatar que, efectivamente, el tabaco en lo que a vigor para el ejercicio se refiere era una auténtica rémora.
  • Paralelamente los varones notarán una evidente mejoría en su función eréctil, lo que invalidará aquel dicho popular sobre "los tres grandes placeres de la vida: el whisky de antes y el cigarrillo de después". Gozarán mucho más de su vida sexual.
  • A los 3 meses las capacidades cardiopulmonares habrán mejorado al extremo que, probablemente, si el exfumador seguía un tratamiento broncodilatador o antihipertensivo su médico podrá autorizarle una interrupción temporal para observar resultados.
  • A los 6 meses, las toses, los estornudos, los sofocos y el cansancio crónico habrán pasado a formar parte de los desagradables recuerdos de su pasada "mala vida". El exfumador habrá recuperado entre un 15% y un 20% de su capacidad cardiopulmonar.
  • A los 5 años de abstinencia el riesgo del exfumador para sufrir un ictus será idéntico al del que nunca fumó.
  • A los 10 años el riesgo para algunos tumores broncopulmonares, de laringe, de lengua, de vejiga o de mama habrá desaparecido como consecuencia del tabaco.
  • Y a los 15 años las probabilidades de sufrir un infarto de miocardio se habrá igualado a las de los no fumadores.

Diles, insistía mi colega, que los fumadores gastan anualmente más de 1.200 euros en quemar tontamente su salud, una suma de dinero equivalente a la mayoría de los salarios mensuales, lo que les permitiría, por ejemplo, disfrutar de unas magníficas vacaciones en un buen hotel de playa o montaña, o abonar por mucho menos que eso la cuota de un buen gimnasio, acudir a buenos teatros o excelentes conciertos y sobre todo tener la certeza de estar consiguiendo una "paga extra" adicional.

Diles que dejen de fumar, me decía, porque cuando abandonen ese mal hábito no sólo van a vivir más sino que sus vidas volverán a tener aquella calidad de las que un mal día les privó uno de los tóxicos de adicción más poderosa y de consecuencias demostradamente más funestas para la buena salud y la calidad de vida.

Reportaje en el que el Dr. Esteban López de Sá habla sobre los efectos nocivos del tabaco y de la posibilidad de dejarlo a pesar de su alto nivel de adicción.

 

Más información:

Autor

Dr. José Luis Palma Gámiz

Vicepresidente de la Fundación Española del Corazón

Twitter: @jlpalmagamiz

 

 

 

Date de alta a la newsletter de la Fundación Española del Corazón y recibe un ejemplar gratuito del e-book “Pregunta al experto“

Respetamos tu privacidad y no compartiremos tus datos.

Nuestros expertos responden tus dudas

Ebook pregunta al experto

Date de alta a la newsletter de la Fundación Española del Corazón y recibe un ejemplar gratuito del e-book “Pregunta al experto“

Respetamos tu privacidad y no compartiremos tus datos.
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner