Facebook
Twitter
Youtube
Flickr
Linkedin
Instagram
SoundCloud
Newsletter
Contacto
Inicio / Multimedia / Blog Impulso Vital / Encías sanas, corazón contento
Banner

Periodontitis1

Una mala salud de las encías está asociada con el aumento del riesgo cardiovascular. La clave, visitar al dentista, quien puede ayudarnos a evitar ese factor de riesgo cardiovascular.

Los pacientes con encías enfermas tienen mayor riesgo de padecer un trastorno cardiovascular. Pero el tratamiento periodontal podría ayudar a reducir ese riesgo. Cardiólogos y odontólogos atribuyen, en gran parte, esta estrecha vinculación entre corazón y boca a la gran cantidad de bacterias que se sitúan bajo la encía y que pueden pasar a la sangre.

Las consecuencias clínicas y sociales de esta vinculación “son muy signifi cativas, siendo necesario iniciar estrategias preventivas para mejorar la salud de las encías y evitar un aumento de las posibilidades de aparición de cardiopatías”, dice Juan José Gómez Doblas, presidente de la Sociedad Andaluza de Cardiología. En las guías promovidas por la Sociedad Europea de Cardiología (ESC) para la prevención de la enfermedad cardiovascular en la práctica clínica se reconoce que la presencia de periodontitis –o infección en las encías– debe ser considerada un factor de riesgo para desarrollar una enfermedad cardiovascular.

La prevención es la clave

Este riesgo es mayor en los pacientes que ya sufren problemas cardiovasculares. Entre ellos el cuidado de las encías debe ser una prioridad. “Estos hechos revelan la importancia de llevar a cabo una correcta prevención y tratamiento de las patologías orales para evitar problemas cardíacos asociados y una adecuada prevención de las patologías orales en pacientes con cardiopatías”, asegura el doctor José Ramón González-Juanatey, presidente anterior de la Sociedad Española de Cardiología (SEC).

Los organismos científicos y profesionales insisten en la necesidad de prevenir las enfermedad periodontal. “Sería muy apropiado desarrollar un plan integrado de salud periodontal”, señala Leandro Plaza, presidente anterior de la Fundación Española del Corazón. Por su parte, David Herrera, presidente de la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA), asegura que “las evidencias que vinculan estrechamente a las enfermedades de las encías con las enfermedades cardiovasculares animan a cambiar los hábitos de vida y las estrategias de prevención y tratamiento en pacientes cardíacos y en pacientes con enfermedad periodontal, así como a establecer alianzas entre odontólogos y cardiólogos para mejorar la prevención y detección precoz de estas enfermedades”. Por ello, y gracias al patrocinio de VITIS encías y PERIO·AID, la SEC y la SEPA han formado un grupo de trabajo científico de salud periodontal y salud cardiovascular.

“Los cardiólogos deben valorar la periodontitis como un factor de riesgo cardiovascular más, teniéndolo en cuenta en su manejo integral del paciente y derivándolo a un periodoncista para que trate el problema”, dice el periodoncista Adrián Guerrero, vicepresidente de SEPA. Y aconseja que los odontólogos tengan precaución al tratar a un paciente con problemas cardiovasculares y colaboren en la prevención y detección precoz de los mismos. Para Gómez Doblas, “la identifi cación por parte del cardiólogo y del odontólogo de la periodontitis como marcador de riesgo es un objetivo ineludible”.

 

8 hábitos para una boca sana

1. Evalúe a menudo su salud periodental. Unas encías enfermas no solo perjudican a su salud oral, sino también a su salud general.

2. Realícese reguarmente una limpieza profesional de dientes y encías, incluyendo una revisión cada seis meses.

3. Cepíllese los dietes al menos dos veces al día durante al menos 2 minutos; cada cuarto de la boca debe de cepillarse unos 30 segundos.

4. Esimprescindible realizar una limpieza adecuada interdental, con seda dental o cepillos interdentales. Puede ser recomendable también el uso de dentífricos o colutorios con acción antigingivitis.

5. La periodontitis, si no se detiene, provoca la caída de los dientes.

6. Tener unas encíias enfermas aumental el riesgo de sufrir y/o agravar enfermedades sistémicas, como la diabetes, o sufrir un parto prematuro.

7. La persona con diabetes requiere de mayor atención odontológica: la periodontitis dificulta el control de la glucosa.

8. Adquiera hábitos saludables: beneficiarán tanto a su salud

 

Artículo publicado por Paco Romero en el número 118 de la revista Salud & Corazón.

Date de alta a la newsletter de la Fundación Española del Corazón y recibe un ejemplar gratuito del e-book “Pregunta al experto“

Respetamos tu privacidad y no compartiremos tus datos.

Nuestros expertos responden tus dudas

Ebook pregunta al experto

Date de alta a la newsletter de la Fundación Española del Corazón y recibe un ejemplar gratuito del e-book “Pregunta al experto“

Respetamos tu privacidad y no compartiremos tus datos.
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner