Facebook
Twitter
Youtube
Flickr
Linkedin
Instagram
Pinterest
SoundCloud
SlideShare
RSS
Newsletter
Contacto
Inicio / Nutrición / Recetas / Primeros platos / Crema de calabaza

Descripción de cómo cocinar una sabrosa y sencilla crema de calabaza apta para todos los enfermos de patologías relacionadas con los factores de riesgo cardiovascular. Receta rica en antioxidantes y una buena manera de que los niños se familiaricen con las verduras.

Ingredientes:

1 calabaza grande; caldo de ave; nata líquida; aceite de oliva; 50 g de cebolla; zumo de limón; sal; pimienta; perejil picado; anchoas para decorar.

Elaboración:

  • Pelar y trocear la calabaza y la cebolla.
  • Saltear la cebolla en una cazuela con aceite.
  • Espolvorear un poco de harina.
  • Añadir la calabaza y saltear.
  • Incorporar la leche, agua, el caldo de ave, sal y pimienta.
  • Cocer 50 minutos.
  • Triturar y añadir nata y zumo de limón.
  • Servir y decorar con perejil y anchoas.

Valor nutricional

  • Energía 310 kcal
  • Proteínas 8 g (10%)
  • Hidratos de carbono 15,4 g (20%)
  • Grasas totales 24 g (70%)
  • Saturados 6,4 g (19%)
  • Monoinsaturados 13 g (38%)
  • Poliinsaturados 2,3 g (7%)
  • Colesterol 40,2 mg
  • Fibra 4,2 g
  • Sodio 78,7 mg

¿Puedo comerlo si tengo…?

  • Colesterol alto

  • Obesidad

  • Diabetes

  • Hipertensión

  • Triglicéridos altos

  • Recomendado. Es una receta absolutamente apta para tu estado de saludo ¡Disfrútala!
  • Ocasionalmente. Ten cuidado con este plato sólo puedes tomarlo de forma esporádica
  • Desaconsejado. No debes comerlo. Contiene ingredientes contraindicados a tu factor de riesgo.

Consejos del Experto

Nuestro equipo de expertos en nutrición realiza comentarios a la receta, aporta sus recomendaciones y hace una valoración concreta para personas con diferente factor de riesgo.

¿Quieres preguntar al nutricionista?

Cecilia Montagna, nutricionista
Este plato aporta hidratos de carbono complejos, fibra soluble e insoluble y minerales especialmente potasio, fósforo y calcio. También es rico en antioxidantes como la vitamina C, E y betacarotenos, que son los pigmentos responsables del color anaranjado de la calabaza. Por su consistencia blanda, este plato es ideal para la alimentación de los ancianos o personas con problemas de deglución. Además constituye una manera fácil de incorporar vegetales en la alimentación de los niños ya que lo hace apetecible por su color llamativo y su consistencia cremosa. En caso de hipertensión evitar el agregado de sal y la decoración con anchoas, ya que son muy ricas en sodio.

Con la colaboración de Canal Cocina

 

Date de alta a la newsletter de la Fundación Española del Corazón y recibe un ejemplar gratuito del e-book “Pregunta al experto“

Respetamos tu privacidad y no compartiremos tus datos.
Banner

Nuestros expertos responden tus dudas

Ebook pregunta al experto

Date de alta a la newsletter de la Fundación Española del Corazón y recibe un ejemplar gratuito del e-book “Pregunta al experto“

Respetamos tu privacidad y no compartiremos tus datos.
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner