Facebook
Twitter
Youtube
Flickr
Linkedin
Instagram
Pinterest
SoundCloud
SlideShare
RSS
Newsletter
Contacto
Inicio / Comunicación / Notas de prensa / El 42% de los españoles padece más de un factor de riesgo cardiovascular

Más de 50.000 personas han participado este año en las Semanas del Corazón de la Fundación Española del Corazón (FEC) que ya han finalizado su recorrido de 2011 tras visitar Guadalajara, Santander, Lugo, Madrid, Logroño, Castellón Barcelona, Córdoba, Salamanca y Cádiz.

En cada uno de los destinos de este año se ha instalado, durante varios días, un recinto cardiosaludable donde se ha ofrecido un atractivo programa de actividades de prevención centrado en consejos para mejorar la nutrición, estimular la práctica de actividad física, dejar de fumar y controlar el colesterol, la diabetes y la hipertensión arterial.

Además, se han realizado 25.864 pruebas médicas gratuitas para conocer el riesgo cardiovascular de la población en las diferentes ciudades. Los expertos han tomado la tensión arterial, han medido el índice de masa corporal (IMC), el colesterol y el perímetro de cintura a todos aquellos ciudadanos que han querido conocer el estado de su salud cardiovascular.

Tras examinar los resultados, la FEC ha calculado que el 42% de los españoles analizados padece más de un factor de riesgo cardiovascular y que el 57,6% sufre, al menos, uno de éstos. La combinación de diversos factores de riesgo cardiovascular hace que las posibilidades de sufrir una cardiopatía aumenten enormemente, por ello conviene controlar nuestros hábitos para adoptar rutinas que favorezcan la salud de nuestro corazón, especialmente si ya padecemos algún factor de riesgo.


Riesgo cardiovascular por ciudades

Tras realizar cerca de 2.800 pruebas médicas en Barcelona, 1.600 en Cádiz, 2.000 en Castellón, 2.500 en Córdoba, 2.100 en Guadalajara, 3.200 en Logroño, 2.500 en Lugo, 5.000 en Madrid, 1.700 en Salamanca y 2.500 en Santander:

Exceso de peso

Los análisis demuestran que los logroñeses presentan un mayor índice de sobrepeso (51,7%) entre sus habitantes y los cordobeses de obesidad (33%). Por el contrario, los barceloneses muestran una menor proporción de sobrepeso entre los ciudadanos (32%), y los santanderinos la más baja en cuanto a obesidad (19,8%).

España, al igual que otros países desarrollados, está experimentando una epidemia de sobrepeso y obesidad, tanto en adultos como en niños.

Existe una relación directa entre el Índice de Masa Corporal (IMC: peso dividido por altura al cuadrado) y la mortalidad de manera que a mayor IMC, mayor la mortalidad, especialmente relacionada con una mayor mortalidad cardiovascular.

Además, se ha observado una asociación del IMC y la obesidad con la hipertensión arterial, la dislipemia, la hiperglucemia y el sedentarismo. En la actualidad, aproximadamente 28.000 muertes cada año (8,5% de todas las defunciones) son atribuibles a la obesidad en España.


Hipertensión arterial (HTA)

Los logroñeses han presentado, en las estadísticas de las Semanas del Corazón 2011, el mayor porcentaje de hipertensión arterial (44,6%), mientras que los barceloneses han mostrado el menor (9,3%).

Las personas con hipertensión tienen un mayor riesgo de presentar cardiopatía isquémica (infarto agudo de miocardio) y especialmente enfermedad cerebrovascular (ictus).

El control de las cifras de presión arterial es muy importante ya que puede traducirse en grandes beneficios para la salud de la persona hipertensa.

Se considera que en personas hipertensas una reducción 10-14 mm de Hg de presión sistólica o 5-6 mm de Hg de presión diastólica produce una reducción del riesgo de presentar un acontecimiento cardiovascular del 30%, una reducción del riesgo de presentar una cardiopatía isquémica del 15%, y del 40% en el riesgo de enfermedad cerebrovascular.


Hipercolesterolemia

En referencia a la hipercolesterolemia, las estadísticas de la FEC han mostrado que los salamantinos presentan la tasa más alta, con un 68,5%, mientras que solamente el 7,8% de los barceloneses presentaba este factor de riesgo.

Si los niveles de colesterol se elevan, producen hipercolesterolemia, por lo que conviene controlarlos regularmente. Está demostrado que las personas con niveles de colesterol en sangre de 240 mg/dl tienen el doble de riesgo de sufrir un infarto de miocardio que aquellas con cifras de 200 mg/dl.

Cuando las células son incapaces de absorber todo el colesterol que circula por la sangre, el sobrante se deposita en la pared de la arteria y contribuye a su progresivo estrechamiento originando la arterosclerosis.

Grasa abdominal

La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece el valor máximo saludable del perímetro abdominal en 88 centímetros en la mujer, mientras que en el hombre el valor es de 102 centímetros.

Tras medir el perímetro de cintura a todos los que se acercaron a las Semanas del Corazón, la FEC ha concluido que los lucenses son los que muestran una tasa superior de perímetro de cintura elevado (51%) y los madrileños, los que presentan el menor índice en este sentido (38,4%).

La grasa acumulada alrededor de algunos de los principales órganos del cuerpo, denominada grasa visceral, promueve alteraciones del colesterol, aumento de triglicéridos, incremento del riesgo de padecer diabetes, subida de la tensión arterial y riesgo de trombosis; todos estos factores favorecen el desarrollo de enfermedad cardiovascular. Esta acumulación de grasa es consecuencia de factores genéticos, hormonales y de seguir unos hábitos de vida poco saludables como son la mala alimentación, el consumo de tabaco, el sedentarismo o el estrés.

 

Prevalencia de las enfermedades cardiovasculares

Más de tres de cada diez fallecimientos en España se deben a una enfermedad cardiovascular. Así lo muestran los últimos datos aportados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que ponen de manifiesto que las patologías cardiovasculares continúan siendo la principal causa de muerte de nuestro país, a pesar de que su incidencia haya bajado casi un punto con respecto a los últimas cifras conocidas hasta ahora y correspondientes al año 2008.

Concretamente, la enfermedad cardiovascular ha sido la responsable del 31,2% de los fallecimientos producidos en España durante 2009, lo que se traduce en un total de 120.053 fallecimientos. Tras la enfermedad cardiovascular, destaca también la prevalencia del cáncer (especialmente de bronquios y de pulmón), en el 27,3%, y del sistema respiratorio, en un 11,2% de los casos.

Cada año mueren 17,1 millones de personas en el mundo a causa de las enfermedades cardiovasculares. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 80% de las muertes prematuras podrían haberse evitado siguiendo un estilo de vida saludable y reduciendo los factores de riesgo.

Por ello, la FEC se marcó como objetivo para 2011, que las Semanas del Corazón, bajo el lema ‘Cada pieza cuenta para un corazón sano’, sirvieran a la población como “puesta a punto” de sus corazones, desarrollándose como una actividad de aprendizaje para que cualquier ciudadano pueda gozar de una buena salud cardiovascular en todas las etapas de la vida, concienciándose sobre la importancia de erradicar los factores de riesgo cardiovascular.

Para el Dr. Leandro Plaza, presidente de la FEC, “Es esencial que la población se conciencie de la importancia que tiene mantener unos hábitos de vida saludables para prevenir y reducir las enfermedades cardiovasculares. Con costumbres tan sencillas como: seguir una dieta equilibrada, practicar ejercicio regularmente y evitar el consumo de tabaco, conseguiríamos grandes resultados. La educación de los hábitos cardiosaludables debe comenzar en la infancia, pues cuanto antes incorporemos estas medidas, antes se considerarán como algo natural, por lo que resultará más fácil mantenerse fiel a estas costumbres a lo largo de la vida”.