Facebook
Twitter
Youtube
Flickr
Linkedin
Instagram
SoundCloud
Newsletter
Contacto
Inicio / Comunicación / Notas de prensa / Celebra San Valentín con un corazón sano

La FEC apuesta por la estabilidad afectiva para gozar de una buena salud cardiovascular

La inestabilidad sentimental produce preocupación y estrés, lo que supone un sobreestímulo del sistema nervioso, y puede afectar negativamente a nuestro corazón.

Además, sufrir una preocupación continua provoca indirectamente complicaciones en personas con alguna dolencia cardiaca.

El apoyo de la pareja en los pacientes cardíacos es fundamental para el desarrollo de hábitos de vida saludables.

La estabilidad afectiva nos ayuda a tener un corazón sano y fuerte, y provoca una mejora en nuestra salud cardiovascular.
Con motivo del Día de San Valentín, la Fundación Española del Corazón (FEC) hace hincapié en la importante relación entre la estabilidad afectiva en la pareja y la salud cardiovascular.

Según el presidente de la FEC, el Dr. Leandro Plaza Celemín, “La inestabilidad sentimental produce preocupación, que implica una activación del sistema nervioso que puede provocar sobreestimulos perjudiciales para el corazón”.
Esta situación “favorece la aparición de complicaciones en la salud cardiovascular”, añade el presidente de la FEC.

Resulta fundamental sacar tiempo para disfrutarlo en pareja y lograr salir del estrés que supone la vorágine de la vida diaria, un importante factor de riesgo cardiovascular.
Aprovecha el Día de San Valentín para poner en práctica hábitos de vida saludables y cuidar tu corazón.


Antecedentes cardiovasculares

Tener una preocupación de forma continuada “puede provocar indirectamente complicaciones en pacientes con lesión en el corazón”, explica el Dr. Plaza Celemín.

Si el paciente con antecedentes cardiovasculares atraviesa una etapa inestable emocionalmente, “se le puede administrar algún tipo de sedante como los betabloqueantes, que logren disminuir la respuesta del sistema nervioso”, apunta el presidente de la FEC.

Asimismo, el apoyo emocional de la pareja en los pacientes que han sufrido un episodio cardíaco resulta clave, puesto que su colaboración en la práctica de hábitos de vida saludables es fundamental para prevenir factores de riesgo cardiovascular (alimentación, ejercicio, …).
De hecho, en diversos países se llevan cabo cursos de educación de la pareja del paciente cardíaco, dada su especial importancia.

Sigue nuestra campaña de San Valentín en Facebook.