Facebook
Twitter
Youtube
Flickr
Linkedin
Instagram
SoundCloud
Newsletter
Contacto
Inicio / Comunicación / Notas de prensa / Desconfía de las páginas web sobre salud sin sello de calidad médica

Cada vez son más los hogares españoles que tienen acceso a Internet y, por lo tanto, acceso a cualquier tipo de información, incluida la relacionada con la salud. Es por este motivo que, la Fundación Española del Corazón (FEC) recomienda tener un conocimiento previo de la fuente consultada ya que, no todos los contenidos que circulan por la red son fiables.

Según un estudio llevado a cabo por el Grupo de Investigación de Farmacología Social de la Universidad de Alicante, titulado “El papel de las nuevas tecnologías en la obtención y explotación de información sobre salud, medicamentos y sus consecuencias en la relación médico-paciente”, uno de cada seis pacientes se informa en Internet antes de ir al médico. Dicho estudio también señala a la Red como la segunda fuente de información más consultada tras los profesionales de la salud, quienes siguen siendo los principales prescriptores en materia sanitaria y los que inspiran mayor confianza.

Los resultados de la investigación muestran, además, que aunque son los hombres los que utilizan más Internet, las mujeres realizan más consultas relacionadas con la salud. Concretamente, señala que incluso pueden llegar a duplicar la frecuencia de uso, tanto para buscar temas propios como para familiares o amigos.

El Dr. Iván Núñez Gil ha analizado esta información en Antena3

 

 

Ante estos datos, el Dr. Pedro Maria Azcárate, miembro de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) y cardiólogo del Servicio de Ecocardiografía e Imagen Cardiaca del Departamento de Cardiología de la Clínica Universidad de Navarra, advierte de que, “cuando alguien cree que sufre alguna enfermedad, en primer lugar, lo adecuado es ir al médico para recibir un buen diagnóstico, ya que el paciente no debería autodiagnosticarse”. Aún así, añade que, “gracias a Internet, el paciente en general está mejor informado y esto es positivo, tanto para el profesional, como para el enfermo, porque entiende mejor su patología y el tratamiento de la misma”.

Del mismo modo, otro estudio de Telefónica S.A, revela que el 30% de la población española que se conecta a Internet lo hace para buscar información relacionada con la salud. De estas consultas, un 80% son relacionadas con enfermedades, un 57% con temas de nutrición y un 45% con medicamentos. 

Así lo confirma el Dr. Azcárate, quien señala que, “Internet se ha convertido en una muy buena fuente de información, siempre y cuando ésta sea válida. Por eso, las páginas web consultadas tienen que estar siempre avaladas por una sociedad científica o una asociación de pacientes”

El doctor también destaca algunas de las ventajas que está aportando Internet en la comunicación médico-paciente, “gracias a la constante evolución de las nuevas tecnologías, Internet se erige como un nuevo canal de comunicación entre el facultativo y el paciente, lo que abre un gran abanico de posibilidades para que su relación sea mucho más rápida y segura”. 

Aun así, todavía queda mucho trabajo por hacer, ya que, un estudio realizado por la Universidad Miguel Hernández, indica que el 31% de los médicos cree que Internet complica la relación con sus pacientes y que disminuye su credibilidad como profesional. “Creo que no podemos cerrarnos a las nuevas tecnologías, sino formar al paciente para que sepa encontrar la mejor fuente de información”, opina el Dr. Azcárate.

Por este motivo, la FEC recomienda seguir los siguientes pasos para contrastar la validez de la información publicada en Internet:

  1. Consultar la autoría de la página, es decir, saber qué sociedad científica o asociación de pacientes proporciona la información.
  2. Confirmar que la página esté actualizada. A ser posible, que la información que se divulgue esté al día
  3. Asegurarse de que tenga el sello de calidad. La web médica consultada tiene que estar avalada por alguna institución médica.

Los organismos encargados de acreditar las páginas web relacionadas con temas de salud son Web Médica Acreditada y Web de Interés Sanitario . Estos organismos se encargan de otorgar un sello de acreditación a todas aquellas páginas que cumplen unos principios mínimos de deontología médica y divulgan información de rigor y calidad, es decir, acorde con la normativa HONcode.

Las webs de Fundación Española del Corazón (FEC) y Sociedad Española de Cardiología (SEC) respetan los principios de HONcode y tienen en regla su correspondiente certificado.