Facebook
Twitter
Youtube
Flickr
Linkedin
Instagram
SoundCloud
Newsletter
Contacto
Inicio / Comunicación / Notas de prensa / El abuso del alcohol en verano, causante del síndrome del corazón en vacaciones

Sindrome del corazón en vacacionesLa Fundación Española del Corazón (FEC) avisa de que el verano suele venir acompañado de un aumento en el consumo del alcohol, especialmente entre los más jóvenes. La ingesta excesiva y brusca de bebidas alcohólicas puede provocar una aceleración del ritmo cardiaco, lo que se conoce como el síndrome del corazón en vacaciones.

El síndrome del corazón en vacaciones se diagnosticó por primera vez en el año 1978 y está relacionado con el consumo excesivo de alcohol en un día determinado. Se observó en primer lugar en fiestas como Navidad o Año Nuevo y ahora también se ha diagnosticado en periodos largos de vacaciones, como el verano. "Son diversos trabajos, como 'The Holidays as a Risk Factor for Death' realizado por la Universidad de Duke (Estados Unidos), los que han demostrado que el Día de Navidad es el que registra más muertes por fallo cardiaco de todo el año, seguido del 26 de diciembre y del 1 de enero", explica el Dr. Miguel Ángel García-Fernández, secretario general de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) y miembro de la FEC.

El síndrome del corazón en vacaciones es una arritmia supraventricular que se da generalmente en las aurículas y suele producirse en personas sanas, jóvenes y sin historia previa de arritmias.

"Aunque el desarrollo de esta arritmia todavía no está del todo definido, sabemos que el alcohol actúa como un tóxico en nuestro corazón. Así, la ingesta de altas cantidades de esta sustancia y en un periodo corto de tiempo (una fiesta, por ejemplo) libera adrenalina y noradrenalina, dos hormonas que provocan una aceleración del ritmo cardiaco", explica el doctor.

En general, la manifestación del síndrome del corazón en vacaciones suele estar acompañada por palpitaciones, falta de aire, dolor torácico o mareo. Aun así, en la mayoría de los casos estos síntomas remiten sin necesidad de tratamiento una vez que el cuerpo ha metabolizado todo el alcohol consumido.

"Aún así, en algunos casos la arritmia puede derivar en fibrilación auricular o ser indicativo de algún evento cardiovascular grave como un infarto, por lo que desde la Fundación Española del Corazón recomendamos que se pida atención médica cuando notemos estos síntomas", avisa el Dr. García-Fernández.

Para disfrutar de las vacaciones con una buena salud cardiovascular, la FEC recomienda:

- Evitar el consumo brusco y excesivo de alcohol

- No fumar

- Evitar el consumo de alimentos grasos y las comidas copiosas

- Practicar deporte de forma progresiva y sin grandes esfuerzos si no hemos habituado al cuerpo el resto del año

- Realizar actividad física en las horas más frescas del día y manteniendo una hidratación adecuada

- Seguir correctamente la medicación en el caso de aquellas personas que se encuentren bajo tratamiento