Facebook
Twitter
Youtube
Flickr
Linkedin
Instagram
SoundCloud
Newsletter
Contacto
Inicio / Comunicación / Notas de prensa / Más del 32% de las muertes en Aragón se producen por enfermedad cardiovascular

La Fundación Española del Corazón (FEC), con el apoyo de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) y la colaboración de la Sociedad Aragonesa de Cardiología, celebra la I Semana del Corazón de Zaragoza

  • La tasa de mortalidad en mujeres es superior a la de los hombres
  • Huesca es la provincia aragonesa con mayor tasa de mortalidad por ECV, con una tasa del 34,1%
  • Las enfermedades cardiovasculares más conocidas, el infarto de miocardio y la enfermedad cerebrovascular, se cobraron en Aragón 901 y 1.337 víctimas respectivamente
  • Los principales factores de riesgo cardiovascular en Aragón son: elevados niveles de colesterol, hipertensión arterial, tabaquismo, obesidad y diabetes

Las enfermedades cardiovasculares representan la primera causa de muerte en los países desarrollados, y tanto en Europa como en España, se sitúan por encima del cáncer. Por ello, la Fundación Española del Corazón (FEC), con el apoyo de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) y la colaboración de la Sociedad Aragonesa de Cardiología, organiza la I Semana del Corazón de Zaragoza, que bajo el lema Ponlo a punto, es el motor de tu vida, tiene como objetivo concienciar a la población sobre la importancia de tener una buena salud cardiovascular.

En este sentido, con la I Semana del Corazón de Zaragoza, que se clausurará mañana, día 20 de septiembre, la FEC pone a disposición de los zaragozanos un recinto cardiosaludable donde todos aquellos que lo deseen podrán conocer todo lo relacionado con las enfermedades cardiovasculares y cómo prevenirlas, además de tener la oportunidad de medir sus niveles de riesgo cardiovascular.

Es importante destacar que Aragón forma parte del grupo de Comunidades Autónomas cuyo índice de muertes por enfermedad cardiovascular (ECV) es superior al de la media española. Según datos del INE (Instituto Nacional de Estadística), la tasa de mortalidad por ECV es de 32,4% (4.297 muertes), 0,2 puntos por encima de la media española (32,2%). De estas víctimas, el 48% fueron hombres y el 52% mujeres.

Por provincias, en Zaragoza, el 31,3% de los fallecimientos que se produjeron durante el 2007 fueron ocasionados por algún tipo de ECV (2.910 muertes) El 48% de los fallecidos fueron hombres, mientras que el 52% fueron mujeres. Huesca alcanzó una tasa de mortalidad por ECV de 34,1%% (815 muertes; 48% hombres y 52% mujeres) y Teruel de 33,8% (572 muertes; 46% hombres y 54% mujeres).

Las enfermedades cardiovasculares más conocidas, el infarto de miocardio y la enfermedad cerebrovascular, se cobraron en Aragón 901 y 1.337 víctimas respectivamente. El 21% de las muertes producidas por ECV fueron causadas por un infarto agudo de miocardio, mientras que, un 31% fueron causadas por una enfermedad cerebrovascular.

Factores de riesgo y nuevo modelo de prevención

Los factores de riesgo cardiovascular en la Comunidad de Aragón no difieren mucho del resto de la población española. “Los principales son: elevados niveles de colesterol, hipertensión arterial, tabaquismo, obesidad y diabetes”, afirma el Dr. Luis Escosa Royo, Vocal representante de las Sociedades Filiales de la SEC.

“A pesar de que existe un mayor flujo de información en los medios de comunicación, estar más informado no se traduce en la toma de las medidas adecuadas de prevención”, comenta el Dr. Escosa. “En general, en España, al igual que en el resto de países desarrollados –añade-, el control de riesgo cardiovascular no es el adecuado. Esto implica una serie de medidas difíciles de aplicar, tanto por parte del individuo, como de las autoridades sanitarias o político-administrativas”.

Las perspectivas de futuro parecen preocupantes. En este sentido, el Dr. Luis Escosa explica “el auténtico problema de la prevención cardiovascular lo va a constituir el denominado ‘síndrome metabólico’. Este fenómeno implica la existencia de un cúmulo de factores de riesgo cardiovascular en la misma persona, como obesidad (de predominio en el abdomen), diabetes, descenso del ‘colesterol bueno’ –HDL, aumento de los triglicéridos e hipertensión arterial, principalmente.”

“Este síndrome se va a convertir en una auténtica epidemia a combatir en los países desarrollados –continua-. Otro problema que nos preocupa a los especialistas de manera importante a los especialistas es el tabaquismo, tanto activo como pasivo”.

‘Vida cardiosaludable’

“El nuevo modelo de prevención cardiovascular debe ser integral”, asegura el Dr. Escosa. “Por ello –continua- es necesario combatir todos los factores de riesgo coronario que acumula una persona, y esto se consigue llevando a cabo una ‘vida cardiosaludable’”.

Según el Dr. Escosa, “una ‘vida cardiosaludable’ empieza en la infancia, alimentando a los niños con lactancia materna e inculcándoles una ‘higiene cardiovascular’ desde la infancia / adolescencia”. Así mismo, debe evitarse el tabaco, realizar ejercicio físico, mantener una dieta pobre en sal y grasas saturadas. Por parte de los especialistas, es fundamental un reconocimiento y tratamiento adecuado de los pacientes hipertensos, y un control riguroso de los pacientes diabéticos, entre otros.