Facebook
Twitter
Youtube
Flickr
Linkedin
Instagram
Pinterest
SoundCloud
SlideShare
RSS
Newsletter
Contacto
Inicio / Comunicación / Notas de prensa / La clase política tiene más probabilidades de sufrir una cardiopatía que la población general

La Fundación Española del Corazón (FEC) alerta a los políticos de que, exponerse a un estado de máxima tensión, como unas elecciones generales, dobla las posibilidades de sufrir enfermedad coronaria, isquemia cardiaca o accidente cerebrovascular.

Así lo demuestra el estudio INTERHEART, llevado a cabo por The Population Health Research Institute de McMaster University de Canadá en 2004, que investigó la relación entre los factores de estrés psicológico crónico y la incidencia de infarto de miocardio en unas 25.000 personas de 52 países. El estrés psicológico incluyó los conceptos de irritabilidad, ansiedad y dificultades para dormir por problemas de trabajo o familia.

El estudio también demostró que la posibilidad de padecer un infarto puede reducirse en un 80% si se sigue una alimentación equilibrada, no se fuma, se hace deporte y se evita el estrés.

“Existen diversas opiniones científicas sobre si debemos considerar al estrés como factor de riesgo en sí mismo o si su presencia agrava los efectos de otros factores de riesgo”, declara el Dr. Miguel Ángel García Fernández, vicesecretario de la Sociedad Española de Cardiología (SEC). “Lo que sí que está probado es que la presencia de estrés en el organismo agrava los principales factores de riesgo cardiovascular, aumenta la presión de la sangre, la diabetes y eleva el colesterol. Además, el estrés exacerba adicciones como son el tabaquismo o el alcoholismo y a comer de forma incontrolada, todo ello junto con el sedentarismo favorece el desarrollo de enfermedad cardiovascular”.

Pero padecer estrés no siempre es negativo, “el estrés es un buen estímulo para afrontar situaciones adversas, nos eleva la adrenalina y nos permite actuar con rapidez y decisión ante un problema”, destaca el Dr. García Fernández. “Este estrés se convierte en perjudicial cuando la persona se encuentra imposibilitada para encontrar una solución. Además, los políticos deben hacer frente a una gran cantidad de actividad en los pocos días que dura la campaña, asisten a mítines, concentraciones o dan discursos ante una exigente audiencia, siempre les queda algo por hacer y es esta sensación de proyecto inconcluso lo que les hace no descansar y someterse a largas jornadas de trabajo”, aclara el especialista.
 

Recomendaciones de la FEC para mantener la salud cardiovascular durante las campañas políticas

  • La FEC recomienda a la clase política, y a todos aquellos que sufren de estrés causado por su entorno laboral o familiar, que sigan una serie de instrucciones para prevenir enfermedades del corazón:
  • El político debe aprender la habilidad de relajarse, que es tan importante como aprender a hablar en público. Se recomienda practicar ejercicios de relajación de forma regular.
  • Conviene practicar técnicas de relajación de forma activa como hacer ejercicios para controlar la respiración. Sentarse y estar tranquilo no conduce necesariamente a la relajación.
  • Es importante evitar el consumo de tabaco para calmar los nervios, ya que el tabaco aumenta las probabilidades de que se forme un coágulo en el interior de las arterias coronarias.
  • Se desaconseja comer copiosamente antes del un mitin o de una reunión importante, ya que sobrecarga de forma importante el trabajo del corazón. También se debe intentar no tomar bebidas con alto contenido en alcohol, puesto que pueden elevar descontroladamente la presión arterial.
  • Si durante un mitin o una intervención política, el representante siente “que le va a dar algo”, no hay que dudar en dejar de hablar al menos unos minutos, salir y pasear. Respirar hondo y realizar ejercicios de relajación mejorará el estado. Pero si se siente dolor en el pecho, en la mandíbula, en los brazos o en la parte alta del estómago, se recomienda no esperar a que finalice el encuentro y solicitar ayuda médica.
  • Si un partido gana, el representante no se debe dejar llevar por la euforia excesiva, ya que puede llevar a realizar esfuerzos extraordinarios. Y si pierde, no dejarse llevar por la tristeza. Pensar en positivo, siempre será bueno para la salud.

“Otro de los puntos importantes es que, ahora que se ha acabado oficialmente la campaña electoral, tanto los políticos como todos los miembros de su equipo, recuperen los hábitos de vida saludables que seguían antes de la campaña. Practicar ejercicio de forma regular, seguir una dieta rica en frutas y verduras y visitar al médico de forma regular les ayudará en su vuelta a la rutina particular”, concluye el doctor.