Facebook
Twitter
Youtube
Flickr
Linkedin
Instagram
Pinterest
SoundCloud
SlideShare
RSS
Newsletter
Contacto
Inicio / Comunicación / Notas de prensa / Un nivel alto de vitamina C reduce un 9% las probabilidades de sufrir insuficiencia cardiaca

La Fundación Española del Corazón (FEC) quiere poner de manifiesto que existe una relación directa entre los niveles de vitamina C y las probabilidades de sufrir insuficiencia cardiaca. Además, recuerda que es esencial tomar como mínimo cinco raciones diarias de fruta y verdura, principal fuente de vitamina C.

Popularmente siempre se ha relacionado la ingesta de vitamina C con la prevención de catarros y resfriados especialmente durante el invierno. Ahora, además, investigadores británicos y alemanes han descubierto que aquellas personas que poseen un nivel más elevado de vitamina C en el plasma presentan menos factores de riesgo cardiovascular y además tienen menos probabilidad de sufrir insuficiencia cardiaca. De hecho, una dieta rica en frutas y verduras se asocia a una reducción de la presión arterial, la inflamación sistemática y el estrés oxidativo.

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores midieron la concentración de vitamina C en el plasma y registraron la prevalencia de insuficiencia cardiaca de un total de 9.187 hombres y 11.112 mujeres entre los 39 y los 79 años de edad residentes en el Reino Unido. Tras el análisis de los datos, observaron que el incremento de 20 μmol/L de vitamina C en el plasma (lo que correspondería a una porción adicional de fruta o verdura) se asociaba a una reducción del 9% del riesgo de sufrir insuficiencia cardiaca.

El presidente de la FEC, el Dr. Leandro Plaza, afirma que, "este estudio abre una nueva vía de actuación para la prevención de la insuficiencia cardiaca ya que relaciona directamente la disminución de prevalencia de insuficiencia cardiaca con el aumento de los niveles de vitamina C en la sangre" aún así, coincide con los investigadores en que, "es necesario realizar otros estudios prospectivos para corroborar los beneficios de la vitamina C".

Cabe destacar que el ser humano solo puede obtener vitamina C de manera exógena, es decir, no puede producirla de manera interna. Así, el consumo de frutas y verduras es la principal fuente de vitamina C, aportando, especialmente en las dietas occidentales, el 90% de la vitamina C que encontramos en el organismo. Es por ello que los investigadores del estudio concluyen que la concentración de esta sustancia en el plasma es un buen biomarcador para evaluar el consumo de fruta y verdura.

Según el Dr. Leandro Plaza, "este biomarcador es perfecto para poder afirmar que el consumo de frutas y verduras también es beneficioso para el conjunto de pacientes con insuficiencia cardiaca en concreto, algo que hasta la fecha podía intuirse pero no se había demostrado de una manera científica".

 

Alimentos ricos en vitamina C

Aunque siempre se ha considerado a los cítricos, destacando la naranja, como una fuente rica en vitamina C y es cierto, también existen otros vegetales o frutos ricos en esta vitamina y que, además, pueden aportar dosis más elevadas.

La FEC recuerda que es recomendable ingerir 60 mg de vitamina C al día en el caso de los adultos y ente 20 y 60 mg en el caso de los niños. Podemos encontrar vitamina C en gran cantidad de frutas como fresas, grosellas, frambuesas, moras, arándanos, cítricos (naranja, limón, pomelo), kiwi, papaya o tomate. También está presente en verduras y hortalizas como pimiento, col, col de Bruselas, nabo, rábano, brécol, patatas o perejil crudo.

 

Contenido de vitamina C por 100 gramos de alimento

 

ALIMENTOS VITAMINA C (mg)
Perejil 200
Pimiento 120
Col de Bruselas 100
Berro 87
Papaya 82
Kiwi 71
Fresas, lichi 60
Naranja, limón 50
Coliflor 50
Col 49
Pomelo 40
Tomate 38
Mango 37
Espárragos 33
Mandarina 30
Espinacas 30
Cebolla, habas tiernas   28
Piña 27
Guisantes 25
Moras 24
Aguacate, chirimoya 20
Acelgas, puerros 20

 

Insuficiencia Cardiaca

La insuficiencia cardiaca es una enfermedad cardiovascular que se produce cuando existe un desequilibrio entre la capacidad del corazón de bombear sangre y las necesidades del organismo. Los principales síntomas de esta patología son la falta de aire, el cansancio o la dificultad para respirar tumbado, entre otros.

Según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la insuficiencia cardiaca es la tercera causa de muerte entre las enfermedades del sistema circulatorio. En 2012 se cobraron la vida de 18.453 personas, lo que representa un incremento de más de mil muertes anuales respecto los datos referentes al 2011. Cabe recordar que según el estudio PRICE la insuficiencia cardiaca afecta al 6,8% de los mayores de 45 años y entre al 15 y al 20% de los mayores de 85.