Facebook
Twitter
Youtube
Flickr
Linkedin
Instagram
SoundCloud
Newsletter
Contacto
Inicio / Comunicación / Notas de prensa / Proyecto Mimocardio: para hacer protagonista al paciente de su enfermedad

MIMOCARDIO_WEB

 

La SEC y la FEC, con la colaboración de Merk Sharp & Dohme (MSD), han puesto en marcha el proyecto Mimocardio, un programa pensado y diseñado para el paciente cardiaco agudo que tiene el objetivo de mejorar los resultados terapéuticos a través de una mayor implicación del mismo y potenciando la comunicación entre él y los profesionales sanitarios implicados.

Mediante este programa se pretende evitar la sensación de desconcierto de aquél que ha sufrido un síndrome coronario agudo (infarto o angina) tras el alta médica y lograr que afronte la patología con una actitud positiva y responsable para adoptar unos hábitos de vida saludables y mantener el tratamiento farmacológico prescrito, algo que actualmente no sucede en la mayoría de los casos.

Y es que estudios científicos como el recientemente publicado Euroaspire IV han demostrado que, tras un evento cardiovascular, cuatro de cada cinco pacientes siguen con sobrepeso tras seis meses, el 48,6% continúa fumando, menos de un tercio logra las cifras de colesterol adecuadas y solo el 53% logra controlar su tensión arterial.

Las cifras del mantenimiento de hábitos inadecuados no sorprenden, pues según un estudio publicado en Revista Española de Cardiología (REC) el 65% de los pacientes cardiacos desconoce varios aspectos de su enfermedad. De este trabajo se desprende que el 24% no sabe indicar qué tipo de cardiopatía padece y que, en cuanto a la gravedad, el 23% la desconoce, el 29% la considera inferior a la real y el 22% no sabe determinar si su enfermedad será relevante en su pronóstico. Casi el 30% de los pacientes considera que no debería cambiar sus hábitos de vida, contra lo indicado. Mientras que el 32% de los ingresados no enumera las pruebas que se le han realizado y el 29% no sabe definir qué tipo de tratamiento se aplicaría en su caso. El estudio también concluye que la mayor parte de los pacientes desean obtener más información.

"La modificación de los hábitos de estos pacientes para lograr un estilo de vida saludable se traduciría en un menor número de reingresos e influiría directamente en su cantidad y calidad de vida", explica la Dra. Almudena Castro, coordinadora del proyecto Mimocardio y presidenta de la Sección de Riesgo Vascular y Rehabilitación Cardiaca de la SEC. "Y para lograr este cambio de estilo de vida, es imprescindible que el paciente conozca y entienda los motivos por los que debe hacerlo", apunta.

Para abordar esta problemática, Mimocardio incide en dos vías paralelas: el profesional sanitario (cardiología y enfermería) y el paciente.

"Para llegar al paciente resulta ineludible incidir sobre los profesionales. Estos deben comprometerse en aportar el conocimiento necesario a sus pacientes de manera llana y educativa para que ellos mismos se responsabilicen de su enfermedad en el día a día y además sepan identificar precozmente las señales de empeoramiento", añade el Dr. José Ramón González-Juanatey, presidente de la SEC.

Mimocardio nace con la voluntad de complementar a las Unidades de Rehabilitación Cardíaca en España

Según muestra el estudio R-EUReCa (Registro Español de Unidades de Rehabilitación Cardiaca), en España a día de hoy existen 110 Unidades de Rehabilitación Cardiaca pero, aun así, el acceso a estos programas es desigual entre CCAA e inexistente en algunas de ellas. Además, muchas de ellas funcionan a tiempo parcial, con escasez en la dotación humana y de material en muchos casos.

"Ante esta situación, Mimocardio nace justamente con el objetivo de complementar la rehabilitación cardiaca. La aplicación de programas educativos ha demostrado tener beneficios ampliamente demostrados como la reducción de la mortalidad por cualquier causa en un 20% y la mortalidad cardíaca en un 26%; la mejoría en el control de los factores de riesgo y de la calidad de vida del paciente; además se mostró que es una intervención terapéutica costo-efectiva", apunta el Dr. Leandro Plaza, presidente de la FEC.

La evolución de la rehabilitación cardiaca en nuestro país ha experimentado un considerable aumento de nuevas unidades en los últimos seis años; sin embargo, la distribución geográfica no es homogénea y sigue existiendo una importante infrautilización de estos programas y son muy pocos los pacientes de España que pueden beneficiarse de ellos, muchas veces debido a la falta de recursos.

"En un contexto socioeconómico como el actual, donde la prevención se transforma en la mejor arma para actuar contra esta enfermedad, es imprescindible la promoción de nuevas iniciativas por parte de las sociedades médicas como la SEC u otras especialidades", manifiesta el presidente de la SEC; quien añade que, "hace falta apoyar la creación de nuevas Unidades, garantizar la formación del personal dedicado a estos proyectos, implementar programas en CAPS para pacientes de bajo riesgo, una mayor utilización de nuevas tecnologías y, en definitiva, el desarrollo de más proyectos que, como Mimocardio, se centren en fomentar la educación del paciente".

Mimocardio, un programa que pretende que los pacientes mimen su corazón

Para lograr que el paciente se implique más en su tratamiento, Mimocardio se desarrollará en dos fases: la primera ha consistido en sensibilizar al propio cardiólogo sobre la importancia de mantener una relación más estrecha con su paciente, transfiriéndole la responsabilidad de seguir con el tratamiento y recomendaciones médicas una vez éste se encuentra ya fuera del hospital; y, la segunda (que se encuentra actualmente en fase de implantación) centrada más en el paciente, en la que se han desarrollado distintos materiales para facilitar el autocuidado y que él mismo se convierta en el protagonista durante el seguimiento de su enfermedad.

Así, esta segunda fase de programa tiene dos objetivos claros. Por un lado, conseguir que los pacientes que han sufrido un episodio coronario agudo sean mejores conocedores de su enfermedad, más conscientes de su papel en el cuidado a largo plazo y que se impliquen en el mismo para que puedan responsabilizarse de estos autocuidados; y, por otro, poner a disposición de los médicos implicados en el abordaje de la enfermedad, cardiólogos y personal de enfermería, el cauce necesario y de calidad que les permita dirigir a sus pacientes a estos recursos para poder transferirles con confianza la responsabilidad de los autocuidados.

Para ello, se ha puesto a disposición del los profesionales sanitarios (tanto enfermeros, auxiliares, médicos y cardiólogos) y de los pacientes las herramientas necesarias para facilitar el autocuidado del paciente y completar la labor insustituible del profesional sanitario.

En este sentido, la Dra. Almudena Castro ha señalado que, "se facilitará a los pacientes distintos materiales con información relativa a los factores de riesgo cardiovascular con la intención de dar respuestas a las preguntas que a menudo se realizan como, ¿por qué me ha pasado esto?, ¿cómo puedo evitar que me vuelva a suceder?, ¿por qué debo tomarme estas pastillas y no otras?", y ha añadido que, "Además de estos materiales, también se facilitarán instrumentos que ayuden al paciente a cuidarse, tales como ayudas para la monitorización de la actividad física y el peso del paciente, recordatorios para la medicación, aplicaciones para el teléfono, etc."

Bajo el lema "¿Necesitas razones para mimar tu corazón?", la SEC distribuirá un kit de herramientas a los más de 70 hospitales que se han adherido a esta iniciativa y que incluye folletos informativos, material audiovisual y juegos de naipes con retos diarios de prevención secundaria para que se los lleven a casa y vayan alcanzando nuevas metas día tras día, con el objetivo de que recuerden que se trata de una patología crónica, contra la que tienen que ir luchando día tras día. Además, se ha diseñado la plataforma digital www.mimocardio.org donde especialistas y pacientes pueden acceder a múltiples contenidos sobre distintas cuestiones de la enfermedad cardiovascular, con áreas específicas para el profesional y el paciente.

En el marco de este proyecto también se organizarán encuentros digitales entre pacientes y personal médico con el objetivo de poder resolver dudas e informarse sobre qué hábitos de vida deben adoptar así como concienciar sobre la importancia de tomarse la medicación indicada.

Por el momento, el marco de la pasada edición del Congreso SEC se adhirieron al proyecto 70 hospitales españoles y se prevé que éste número vaya creciendo cada vez más. El Hospital Universitario La Paz de Madrid está siendo el primero en implantar el programa que estará enfocado en tratar tres grandes patologías cardiacas: cardiopatía isquémica, insuficiencia cardiaca y fibrilación auricular, aunque en esta primera fase el programa se orientará a los cuidados crónicos en pacientes que han sufrido un síndrome coronario agudo, es decir un infarto o una angina de pecho.

"Mimocardio complementa los programas de rehabilitación cardaría, haciendo partícipe al enfermo y la población en general para encontrar motivos de cuidar cada uno su salud cardiovascular. La educación del enfermo no termina con los programas de rehabilitación, siempre  limitados en el tiempo. Es preciso una educación y mentalización del enfermo para cuidarse", explica el Dr. José Luis López Sendón, jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Universitario La Paz.