Facebook
Twitter
Youtube
Flickr
Instagram
Pinterest
RSS
Newsletter
Contacto
Inicio / Ejercicio / Deportes / Golf para el paciente cardiovascular

Al ser un deporte de baja intensidad, dinámico y al mismo tiempo estático, y que además se practica al aire libre, es ideal para pacientes con enfermedades cardiovasculares, metabólicas, neurológicas y del sistema músculo-esquelético. Sin embargo, hay que tener en cuenta lo siguiente:

  • Quienes padezcan alguna patología cardiovascular y deseen iniciarse en el golf deberán hacerse una valoración médica y estudios complementarios que estarán en función de la edad, del tipo de dolencia y el nivel de práctica deportiva. Se podrá iniciar el juego teniendo en cuenta las posibles pautas individualizadas aconsejadas por el especialista.
  • Debe evitarse el ejercicio en pacientes con angina inestable, insuficiencia cardiaca severa y aneurisma aórtico grave.
  • En las patologías valvulares el golf a nivel recreacional es aconsejable aunque exista un grado de insuficiencia o estenosis moderado.

El golf es un juego que consiste en impulsar con diferentes palos una pelota pequeña para introducirla en una serie de hoyos, con el menor número de golpes posibles. Los efectos de los paseos sobre césped, a buen ritmo que forman parte de la práctica de este deporte, proporcionan beneficios para la salud y tienen una reducida tasa de lesiones (10 veces menor a la de futbolistas o tenistas).

Prepárate para jugar al golf

* Realiza de 10 a 20 minutos de estiramientos y fuerza muscular, además de 5 minutos de calentamiento aeróbico (carrera suave) para disminuir las lesiones y aumentar la flexibilidad y amplitud de los movimientos.
* El calentamiento previo y una correcta postura evitan las lumbalgias que sufren con frecuencia los practicantes de este deporte.
* Una vez terminado el juego es recomendable realizar una fase de enfriamiento con 5 minutos de recuperación aeróbica y 5 minutos de estiramientos.

Pauta de entrenamiento

A pesar de que la magnitud de los paseos del golf depende del desarrollo del juego, la distancia recorrida se estima en un promedio de 7-10 km. La intensidad depende de las características del terreno y desniveles del suelo) y del peso que carga cada golfista. Si se realiza un entrenamiento cardiovascular se podrá caminar el largo recorrido del campo y mantenerse en óptimas condiciones físicas durante jornadas de 4-5 horas sin perder el nivel de coordinación necesario para realizar un buen juego.

Consejos

  • Lleva ropa adecuada de colores claros y fresca.
  • Usa zapatos diseñados para la práctica de este deporte.
  • Utiliza una crema de protección solar con un factor adecuado para evitar la aparición de problemas en la piel.
  • Cúbrete la cabeza con una gorra.
  • Ponte gafas para evitar el deslumbramiento, las molestias surgidas por el contacto con el viento y los posibles cuerpos extraños.
  • Bebe líquidos antes, durante y después del juego, evita la deshidratación y los calambres, mejora el rendimiento y la recuperación.

Precauciones

  • Cuidado con el entrenamiento deficiente o excesivo, el movimiento repetitivo de las articulaciones, los defectos en la técnica y el material deportivo inadecuado o deteriorado.
  • Entrena de manera regular para poder obtener una correcta adaptación cardiovascular y evitar las lesiones más frecuentes.
  • Si aparece una lesión del aparato locomotor se debe realizar reposo deportivo, consultar con el médico y seguir las medidas que le indique para reiniciar la actividad deportiva lo antes posible y sobretodo saber cuál movimiento le ocasionó la lesión para corregir el swing y evitar nuevas lesiones.
  • Evitar las horas de mayor radiación solar.

Beneficios del golf

  • Reduce el peso corporal y evita el sobrepeso.
  • Produce incrementos del colesterol bueno (HDLc).
  • Mantiene un buen nivel de tensión arterial y de ritmo cardiaco.
  • Permite la relajación, disfrutar de la naturaleza y hablar con los compañeros.
  • Ayuda a controlar la ansiedad y prevenir la aparición o progresión de una posible depresión.
  • Previene la osteoporosis.
  • Aumenta la sensibilidad a la insulina y reduce las concentraciones de insulina plasmática posprandial, lo que ayuda a una normalización del metabolismo de la glucosa previniendo la diabetes.

 

Date de alta a la newsletter de la Fundación Española del Corazón y recibe un ejemplar gratuito del e-book “Pregunta al experto“

Respetamos tu privacidad y no compartiremos tus datos.

Nuestros expertos responden tus dudas

Ebook pregunta al experto

Date de alta a la newsletter de la Fundación Española del Corazón y recibe un ejemplar gratuito del e-book “Pregunta al experto“

Respetamos tu privacidad y no compartiremos tus datos.